Pacientes con pie diabético requieren tratamiento especializado

873

A las personas con diabetes mal controlada, es más difícil curar una herida o infección. Debido a que, con el tiempo, los altos niveles de glucosa (azúcar en la sangre), dañan los nervios y vasos sanguíneos, lo que provoca una pérdida de sensibilidad y una falta de irrigación sanguínea y oxígeno, explicó el Doctor Edgar Álvarez Trejo, coordinador de la clínica de cuidado de heridas en el Instituto para el Desarrollo Integral de la Salud (IDISA).

Debido a este deterioro, estas personas frecuentemente llegan a presentar en sus pies: dolor, entumecimiento, hormigueo, falta de sensibilidad y otras alteraciones (neuropatía). “Complicaciones que, con el paso de los días, semanas o meses, le impiden darse cuenta de lesiones como callos, ampollas y hasta úlceras, porque no tienen ninguna molestia”, agregó el especialista.

El también director de la Escuela Podológica de México, Dr. Álvarez Trejo, enfatizó que “las personas con diabetes descontrolada por mucho tiempo ya tienen un daño significativo en los vasos sanguíneos y nervios; por ello, la falta de acción para controlar la glucosa así como no hacer una detección y atención oportunas de una lesión en los pies, en poco tiempo, pueden poner en riesgo la extremidad del paciente y hasta su vida”.

Actualmente existen nuevos tratamientos y tecnologías para la atención de la diabetes y sus complicaciones, en especial para la atención del pie diabético terapias con apósitos, medicamentos tópicos y sistémicos, así como quirúrgicas, presión negativa y otras que ayudan a evitar amputaciones y mejorar las lesiones del paciente.

Es muy importante mantener de forma adecuada las condiciones locales de la herida como controlar la infección, desbridar (retirar) los tejidos que ya no son viables, y otros, así como mantener adecuadamente las condiciones sistémicas del paciente como el control de la glucosa, la presión arterial y otros, por está razón los paciente con pie diabético necesitan un tratamiento multidisciplinario con un equipo de médicos de diferentes especialidades.

“En IDISA nos hemos especializado en el cuidado y atención de úlceras y heridas crónicas, principalmente de pie diabético, desde los primeros síntomas hasta casos muy complejos. Nos enorgullecemos de haber evitado muchas amputaciones que parecían inminentes, aproximadamente el 85%  de nuestros pacientes no se ha realizado una amputación completa de la extremidad, obviamente, cada paciente es un caso único y dependerá del estado de gravedad y control en el que lleguen”, puntualizó.

“A nosotros acuden directamente las personas con infecciones graves de los pies y de otras zonas del cuerpo, y se les realiza un estudio integral de su situación metabólica, neurológica, circulatoria, infecciosa y otros, con el apoyo de un grupo multidisciplinario de especialistas como endocrinólogos, internistas, infectólogos, angiólogos, oftalmólogos, dermatólogos entre otros expertos, para apoyar y atender cualquier necesidad adicional, en el proceso”.

Finalmente, el Dr.  Álvarez Trejo mencionó que “también recibimos a pacientes referidos por su médico tratante, quienes traen una serie de estudios de laboratorio e imagen, medicamentos, insulinas y sin ningún problema trabajamos en equipo con él. En estos casos somos un excelente apoyo en la atención del pie diabético”.

En internet existe mucha información, pero no toda es confiable, por ello, el doctor Edgar Álvarez pone a disposición el teléfono 5584-0843 y ofrece la primera consulta de valoración gratis. IDISA está ubicada en la Av. Cuauhtémoc 271, int. 101, Col. Roma, en la Ciudad de México.