Opciones saludables para las personas con diabetes

942

En el marco del Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre), la Alianza Boehringer Ingelheim y Eli Lilly (BI-Lilly) anunció que, con el propósito de seguir impulsando la prevención, diagnóstico oportuno y tratamiento correcto de esta enfermedad, su iniciativa Para su Dulce Corazón se suma al movimiento “Restaurantes por la Salud”, creado en 2015 por la Asociación Mexicana de Diabetes (AMD) para promover la creación de opciones saludables en los establecimientos de servicios de alimentos.

Actualmente, este proyecto de responsabilidad social cuenta a nivel nacional con 25 restaurantes afiliados de diferentes especialidades y su objetivo es ofrecer a los comensales espacios en los que puedan encontrar platillos bajos en grasas y carbohidratos, permitiéndoles comer saludablemente fuera de casa y sin restricciones.

De acuerdo con Gabriela Allard Taboada, presidenta de la AMD, “el hecho de contar con aliados estratégicos como la Alianza BI-Lilly es muy valioso, ya que no solo nos ayuda a entender y abordar la diabetes desde distintos ángulos, sino también generar conciencia en los mexicanos para que tomen acciones positivas en beneficio de su salud”.

Dijo que la integración de la iniciativa Para su Dulce Corazón, la cual promueve el conocimiento de la relación que existe entre la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, será fundamental en este y otros proyectos que impulsa la AMD, ya que junto con la actividad física, los medicamentos y un adecuado plan de alimentación, el cuidado del corazón es parte fundamental de los hábitos saludables que quienes viven con diabetes deben seguir para evitar problemas micro y macro vasculares, que son las principales causas de consulta externa, hospitalización, discapacidad y muerte en esta población.

Allard Taboada expuso que México es el segundo país, después de Estados Unidos, con mayor índice de obesidad en personas de 20 a 79 años de edad en el mundo (definida como la acumulación anormal o excesiva de grasa perjudicar para la salud), la cual está estrechamente ligada con la aparición temprana de enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) y con una menor esperanza de vida, de ahí que cada año aumente el número de casos en niños, adolescentes y jóvenes. Incluso, por esta situación, en el 2018 la Secretaría de Salud reiteró la Declaratoria de Emergencia Epidemiológica por Obesidad y Diabetes.

Por su parte, la Dra. Guillermina Muñoz Gallegos, directora Médica de Boehringer Ingelheim México, Centroamérica y El Caribe, coincidió en que “hoy más que nunca debemos proteger a las futuras generaciones de la diabetes con cambios positivos en el estilo de vida para evitar o retrasar su desarrollo. Sin embargo, también es menester enfocarnos en las necesidades de los afectados, pues esta enfermedad se ha convertido en el más grande reto a vencer debido a la carga económica y social que representa su atención para el sistema de salud y los más 12 millones de mexicanos que la padecen”. Tan solo en el 2017 los costos globales orientados a su tratamiento fueron de 727 mil millones de dólares, de los cuales 19 millones de dólares correspondieron al gasto generado en México.

Aunque en la última década se han incentivado los programas de sensibilización y educación en la materia, expuso que desafortunadamente las cifras siguen siendo alarmantes. “Estamos entre los 10 primeros lugares de países con mayor número de pacientes con diabetes, 1 de cada 2 adultos no lo sabe, 75% de quienes viven con ella no logran controlarla y tienen de 2 a 4 más probabilidades de sufrir un infarto agudo al miocardio, una embolia cerebral o insuficiencia arterial periférica en comparación con alguien que no la presenta”.

Por ello, además de llevar un plan de alimentación, mantenerse activos, acudir periódicamente al médico, aprender a enfrentar los retos cotidianos y apegarse al tratamiento prescrito, es crucial que los pacientes con DM2 pregunten a su médico sobre el riesgo cardiovascular y tomen acciones costo-efectivas para reducirlo.

Finalmente, el Dr. Rubén Oswaldo Silva Tinoco, médico endocrinólogo y eirector de la Clínica Especializada en el Manejo de la Diabetes de la Ciudad de México, destacó que hace un par de años la Alianza BI-Lilly lanzó un antidiabético oral que, además de mejorar el control glucémico en adultos con DM2, disminuye la mortalidad de origen cardiovascular y mejora la calidad de vida. Se trata de un iSGLT2 de última generación que, por sus notables beneficios terapéuticos, fue galardonado con el Prix Galien Internacional 2018, premio equivalente al Nobel para la industria farmacéutica”.