Legalidad para las personas de la tercera edad

156

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el promedio de la esperanza de vida de la población en México es de aproximadamente 77 años para las mujeres y 72 para los hombres, lo que requiere se elaboren leyes que protejan tanto el patrimonio, como la voluntad de los adultos mayores.

Para brindar información oportuna a sus residentes, familiares y amigos, Belmont Village Senior Living llevó a cabo la plática “Aspectos Jurídicos a considerar en la Tercera Edad”, impartida por las licenciadas Ana María Kudisch y Artemisa Solís, ambas egresadas de la Universidad Anáhuac.

Los temas relevantes que se abordaron fueron el Testamento y la Voluntad Anticipada.

El testamento es un instrumento legal otorgado ante un Notario Público en el que una persona manifiesta la voluntad sobre el destino que tendrán sus bienes y derechos al fallecer; esta herramienta garantiza la seguridad jurídica de sus seres queridos.

El Registro Nacional de Avisos de Testamento (RENAT), cuenta con 5 millones 425 mil testamentos; sin embargo, persiste un rezago importante, debido a que sólo un poco más del 5% de los mexicanos que están en edad para otorgar testamento, lo han hecho.

Las entidades que históricamente han tenido mayor cultura testamentaria en México son la Ciudad de México con 27% de los testamentos elaborados en el país, seguido por Jalisco y Estado de México con el 11%.

“Elaborar un testamento es un asunto de responsabilidad ante los seres queridos, ya que independientemente de que se cuente con muchos o pocos bienes a heredar, el tenerlo facilitará los procesos sucesorios reduciendo gastos, tiempo y sobre todo, conflictos entre familiares”, comentó Ana María Kudisch.

Por otra parte, la vulnerabilidad de los seres humanos ante enfermedades que deterioran la calidad de vida y dignidad de los pacientes, se ha hecho latente en la época actual y aunque hoy en día la medicina ha evolucionado, son muchos los padecimientos que las quebrantan y que hacen difíciles ciertas decisiones como el mantener viva a una persona de forma artificial o en etapa terminal.

Voluntad anticipada

En este caso, diversos países del mundo han creado leyes de “Voluntad Anticipada” que permiten expresar por adelantado, el tipo de tratamiento médico que se desea recibir frente a enfermedades terminales y accidentes.

En México, son 12 las entidades que han promulgado esta ley, siendo la Ciudad de México la primera en aprobarla en el año 2012. Dicho documento de Voluntad Anticipada debe ser redactado por un Notario Público para otorgarle certeza jurídica.

Algunos aspectos relevantes, son:

  • El documento de Voluntad Anticipada permite a toda persona manifestar de forma libre y consciente su decisión sobre la forma en que quiere ser tratada médicamente ante enfermedades terminales y accidentes.
  • Regula la ortotanasia o muerte digna, es decir, el otorgamiento de medidas médicas paliativas, que disminuyen el sufrimiento o que lo hacen tolerable, permitiendo así el apoyo emocional y espiritual a los enfermos terminales.
  • Permite a toda persona manifestar su decisión de no someterse a tratamientos, medios y/o procedimientos médicos que propicien la obstinación médica, es decir, el uso innecesario de mecanismos e instrumentos para mantener vivo a un enfermo en etapa terminal.

A pesar de ser un concepto nuevo en la legislación mexicana, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, entre 2008 y 2015, seis mil 393 personas suscribieron su documento de Voluntad Anticipada, de las cuales, 5 mil 194 se hicieron ante Notario Público en pleno uso de sus facultades mentales y el resto, mil 199 pacientes, lo hicieron por medio del Formato Único Gratuito en hospitales públicos y privados al ser pacientes de una enfermedad crónica degenerativa en etapa terminal.

Dileri Montalvo, VP Regional de Belmont Village, aseguró que “el aumento de la esperanza de vida en buenas o mejores condiciones, ha creado una nueva cultura de envejecimiento; habla de respeto e integración a la sociedad en muchos ámbitos cotidianos. Esta es una situación que hemos reconocido y adaptado en Belmont Village Senior Living al promover entre nuestros residentes, el trabajo integral en las esferas física, psicosocial y cognitiva. Es por ello que en esta ocasión, tratamos de contribuir a generar una cultura de prevención al hablar sobre los derechos legales de los adultos mayores para que tomen las medidas de protección necesarias, tanto para ellos como para sus seres queridos”.

El envejecimiento en México:

  • De acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015 del INEGI, el 10.4 por ciento de la población total del país son mayores de 60, lo cual equivale 12.4 millones.
  • En México, la proporción de niños ha disminuido. En 2016 la población de 60 años o más en México es mayor que la población menor de cinco años, y para 2050, el número de personas mayores superará al grupo de jóvenes menos de 15 años. (Instituto Nacional de Geriatría, 2017).
  • El Consejo Nacional de Población señala que la esperanza de vida promedio del mexicano pasará de 75 años en 2015 a 77 en 2030, es decir que a partir de que el mexicano vive al menos 15 años más a partir de los 60: la vejez dura ya más que la infancia (Encuesta Nacional de Envejecimiento, 2015).

La vejez y la coyuntura sociocultural mexicana:

  • La Encuesta Nacional de Envejecimiento muestra que actualmente 7 de cada 10 individuos de la tercera edad, mantienen condiciones de independencia y autonomía para realizar actividades de la vida diaria, y solo entre 5 y 8% es dependiente (Encuesta Nacional de Envejecimiento, 2015).
  • El envejecimiento ha cambiado, ya no significa deterioro, sino vigencia, funcionalidad y sobre todo, actividad.