Hemangioma Infantil puede complicar salud de los bebés

836

El Hemangioma Infantil (HI), el tumor benigno más frecuente en la infancia, ocurre por la proliferación y crecimiento de células que recubren el interior de los vasos sanguíneos. Los HI son más frecuentes en los niños prematuros, aparecen en las primeras semanas de la vida, crecen poco a poco en los primeros cuatro meses, luego se estabilizan y posteriormente disminuyen de tamaño, a partir del año de edad, hasta desaparecer.

La mayor parte de los HI son inocuos, sin embargo, 12% de ellos pueden ser voluminosos o estar cerca de estructuras sensibles, como los ojos, los oídos, la boca o el área genital. En los casos más complicados pueden causar cicatrización y desfiguración duraderas o permanentes, problemas hepáticos (hígado) o de las vías respiratorias, deterioro de otros órganos, ulceración (que puede causar dolor o cicatrización) o formar parte de enfermedades más complejas. Estos HI requieren tratamiento médico.

Los HI se diagnostican mediante un examen físico-visual en la consulta médica. Ocasionalmente se requieren estudios como ultrasonido o tomografía para determinar su extensión. De acuerdo con la localización, tamaño, velocidad de crecimiento y potenciales complicaciones de los hemangiomas se decidirá el manejo. El tratamiento puede ser con vigilancia médica periódica por el pediatra y dermatólogo pediatra. Anteriormente, los tratamientos para el HI eran inespecíficos y de moderada efectividad. En 2008, se observó que el propranolol era útil para acelerar la involución de los HI. En los últimos años se realizaron investigaciones médicas en distintos países que han demostrado la eficacia y la seguridad de este fármaco para tratar los HI.

El propranolol es el primer y único fármaco oral aprobado por las autoridades de salud para combatir las formas graves de HI y ya se encuentra disponible en México. Gracias a su acción, disminuyen las complicaciones y secuelas de los HI. Este avance en la medicina significa un nuevo horizonte en la calidad de vida de los pequeños y una esperanza para muchas familias.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *