Expertos llaman a reducir las muertes por trombosis

71

En el marco del Día Mundial de la Trombosis, a celebrarse el próximo 13 de octubre, la Sociedad Mexicana de Trombosis y Hemostasia (Someth) promueve la campaña #EvitaCoágulos, que hace un llamado a los tomadores de decisiones, comunidad médica y público general a disminuir la discapacidad y muerte prematura que esta enfermedad provoca, la cual se caracteriza por la formación de coágulos en un vaso sanguíneo (arteria o vena) que impiden el flujo de sangre hacia los órganos y tejidos del cuerpo.

De acuerdo con el Dr. Raúl Izaguirre Ávila, presidente de la Someth y Jefe del Departamento de Hematología en el Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, 1 de cada 4 personas en el mundo fallece por causas relacionadas con la trombosis, la cual puede ocurrir sin previo aviso y a cualquier edad. Por eso, “es importante que la población mexicana identifique los factores de riesgo y platique con su médico sobre las estrategias disponibles para evitar y/o tratar adecuadamente esta complicación, que es un factor común subyacente de las tres principales causas de muerte en el mundo: el infarto al corazón, los eventos cerebrovasculares y la tromboembolia venosa (TEV)”.

Sostuvo que la TEV se presenta de dos formas: Trombosis Venosa Profunda (TVP), cuando los coágulos se forman en venas profundas de las piernas y Tromboembolia Pulmonar (TP), que es cuando uno de éstos se desprende de la extremidad y se aloja en los pulmones. Estar en reposo varias horas por viaje prolongado puede producir una TEV, pero en el 60% de los casos ocurre durante un internamiento o dentro de los 90 días posteriores a éste a causa de alguna enfermedad que requiere o no intervención quirúrgica, como sería el caso de una cirugía ortopédica mayor por remplazo de rodilla o de cadera.

Indicó que para prevenir la tromboembolia venosa el personal de salud debe evaluar en los pacientes el peligro de desarrollar coágulos de sangre, a fin de usar procedimientos adecuados de prevención y tratamiento con base en sus necesidades. “Se ha demostrado que cuando la atención médica se basa en la seguridad del enfermo se reducen los riesgos, convirtiendo a la tromboembolia venosa en la principal causa evitable de muerte en los hospitales”.

Y es que, a pesar de los esfuerzos que se han hecho para reducir su impacto en Estados Unidos, por ejemplo, entre 100 mil y 300 mil pacientes fallecen cada año por esta condición, mientras que en Europa cobra la vida de medio millón de personas; más que el total de muertes provocadas por SIDA, cáncer de mama y de próstata y accidentes automovilísticos combinados.

Por su parte, el Dr. Antonio Arauz Góngora, Jefe de la Clínica de Enfermedad Vascular Cerebral en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco Suárez”, mencionó que cada año en el mundo hay 17 millones de eventos vasculares cerebrales (EVC) que tienen elevada mortalidad (en México es la tercera causa de muerte) y ocasionan incapacidades que afectan la etapa productiva de las personas. “Lamentablemente, muchos de los sobrevivientes permanecen con secuelas graves que los confinan a un estado casi vegetativo o los dejan con parálisis en la mitad del cuerpo que les imposibilita hablar o caminar”.

Expuso que 2 de cada 10 EVC son causados por una arritmia en el corazón llamada Fibrilación Auricular, que genera coágulos en las aurículas (cavidades) del músculo cardiaco. Se calcula que entre 1 y 2% de la población general la padece, siendo más frecuente en mayores de 80 años de edad, por lo que esta cifra aumentará en los siguientes 50 años debido al incremento en la esperanza de vida. Por esta razón, “es fundamental hacer más campañas de detección precoz mediante la toma de pulso y realización de un electrocardiograma, sobre todo después de la sexta década de la vida”.

Con el fin de prevenir y tratar la formación de coágulos por cualquiera de los padecimientos mencionados, el también neurólogo explicó que en la práctica clínica se utiliza la tromboprofilaxis, proceso de atención que se basa en el uso de anticoagulantes orales o inyectados. Se trata de medicamentos muy especializados que requieren prescripción y vigilancia por parte de un profesional de la salud; de ahí que la Someth en colaboración con la industria farmacéutica, las autoridades sanitarias y otras asociaciones médicas trabajan de la mano para fomentar la educación continua y permear los avances científicos en la materia.

En ese sentido, el próximo 13 de octubre se llevará a cabo la quinta edición del Día Mundial de la Trombosis, con el propósito de hacer hincapié en la amenaza no reconocida y las graves consecuencias de esta enfermedad. Bajo esta premisa, la Someth ha organizado en México y en otros países de América Latina una serie de actividades de educación y difusión de la campaña #EvitaCoágulos entre la comunidad médica y el público general, las cuales incluyen cursos, talleres, conferencias, cápsulas informativas y actividades al aire libre.

Finalmente, la Dra. Martha Eugenia Pastrana, Gerente Médico de Medicina Interna de Pfizer México, destacó que la compañía se une al movimiento global contra la trombosis y a las acciones de la Someth para buscar reducir la discapacidad y la muerte prematura por su causa. “Nuestra misión es compartir el mensaje de identificar sus signos y síntomas, disminuir el número de casos detectados, reducir las muertes por trombosis en todas sus formas y fomentar que los sistemas sanitarios garanticen a los pacientes una atención de calidad con procedimientos adecuados de prevención y tratamiento anticoagulante”.