El TDAH no es un obstáculo

690

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es fácil de confundir o de ignorar debido a que sus síntomas pueden llegar a interpretarse como un comportamiento regular, sobre todo debido a que este trastorno se presenta en edad escolar.

El TDAH es una enfermedad que se presenta alrededor de los 7 años y es más común en niños que niñas, existen ciertos factores que pueden detonar el surgimiento, pues una persona que tiene padres con TDAH o que ha sido víctima de situaciones estresantes durante su desarrollo, es más propensa a sufrir este padecimiento.

En entrevista, el Doctor Walfred Rueda Medina, explica que el TDAH es la incapacidad para concentrarse, es decir, cuando se tienen problemas de atención ante ciertas tareas que requieren dedicación, esto mismo lleva a que el paciente sea impulsivo, debido a que no tiene la habilidad de reflexionar previamente sus actos, lo cual le generará conflictos dentro de la sociedad a la que pertenece.

El lugar más recurrente para detectar este problema es en la escuela, pues los menores comienzan a fallar académica y socialmente, no pueden concluir una tarea, pues antes de terminarla están pensando en realizar otra actividad, por lo que todas sus acciones quedan inconclusas, de hecho podría llevarse la impresión de que no escuchan.

Rueda Medina aclara que no siempre que se presentan estos síntomas se trata de TDAH, sin embargo cuando estos elementos son en verdad incontrolables y parece no haber solución, es cuando se debe considerar acudir con los expertos, para que puedan realizar el diagnóstico y aplicar el tratamiento adecuado.

¿Cómo tratarlo?

Entre los aspectos considerados para el tratamiento encontramos los medicamentos, éstos lograrán regular las funciones cerebrales del enfermo, normalizando las áreas que este trastorno afecta; mientras que la terapia psicológica es la parte complementaria.

Esta terapia permitirá que el individuo esté más abierto al cambio de educación y la manera de adquirir nuevos conocimientos, se basa en organizar las actividades, encontrar la técnica adecuada para realizar las acciones diarias y así lograr un mejor control de los impulsos.

Como asegura el Dr. Walfred Rueda, el tratamiento no sólo tiene que ver con cambios en el paciente, puesto que también es importante que quienes lo rodean sepan que las actitudes que trae consigo el TDAH son involuntarias y fuera del control total por parte de quien lo padece.

Es trascendental recalcar que, contrario a lo que se cree, el TDAH no es un padecimiento exclusivo de niños, puesto que aproximadamente el 30% de ellos lo sigue presentando en la adolescencia e incluso en la madurez, no tratar el trastorno podría traer consigo serias consecuencias.

Janssen y su responsabilidad social

Después de 3 años consecutivos, esta farmacéutica líder en investigación, lanzó su convocatoria para el concurso “¿Te cuento mi cuento?” para niños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad. A través de médicos tratantes de TDAH, 107 niños de toda la República enviaron sus cuentos donde narran sus experiencias como pacientes.

Psiquiatras y cuentacuentos se encargaron de elegir a un ganador dentro de dos categorías (6 a 8 años y 9 a 11 años); tomando en cuenta la expresividad, originalidad, elaboración y novedad de los relatos recibidos, Janssen pretende demostrar que estos niños son completamente aptos para funcionar en una sociedad como la nuestra.

El mayor premio, y en este sentido todos resultaron ganadores, fue el poder comprobar que esta enfermedad no limita sus capacidades creadoras, que son mucho más hábiles de lo que se podría pensar, demostrando a su entorno sus aptitudes y estimulando el proceso de relacionarse con el resto de sus compañeros, así como en su entorno familiar.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *