El alzheimer tiene impacto físico, psicológico y social

1287

Una persona con Alzheimer se resiste a salir a lugares que normalmente disfrutaba, tiene olvidos de corto plazo con mayor frecuencia y desconoce repentinamente a familiares o amistades muy cercanas.

La demencia es un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria. Aunque afecta principalmente a las personas mayores, la demencia no constituye una consecuencia normal del envejecimiento.

La demencia tipo Alzheimer es una enfermedad progresiva, degenerativa e irreversible de la corteza cerebral, que provoca deterioro de la memoria, pensamiento y conducta, interfiriendo con la capacidad para realizar actividades de la vida diaria.

En el marco del día internacional del Alzheimer, especialistas invitan a la población a reflexionar sobre la enfermedad, ya que puede afectar a cualquier persona y no es exclusiva de adultos mayores.

La Organización Mundial de la Salud indica que el Alzheimer es la forma más común de demencia y se calcula que representa entre el 60% y 70% de los casos.

De acuerdo con la Asociación Alzheimer México, existen hasta ahora varias teorías acerca de las causas posibles del Alzheimer. Una de ellas plantea que en el cerebro hay una acumulación exagerada de sustancias que normalmente sirven para estimular a las neuronas, lo que ocasiona una irritación que podría hacer que éstas no funcionen, se degeneren y finalmente mueran.

Otra teoría explica que en el cuerpo se producen constantemente sustancias llamadas radicales libres, que provienen de las reacciones químicas propias del metabolismo normal del cuerpo. Regularmente, el organismo también produce mecanismos para eliminar a los radicales libres, sin embargo, en algunas condiciones, como en la enfermedad de Alzheimer, el cuerpo ya no puede eliminar eficazmente a los radicales libres, entonces se empiezan a acumular.

La demencia tiene un impacto físico, psicológico, social y económico no solo en las personas que la padecen, sino también en sus cuidadores, sus familias y la sociedad en general.

En ese sentido, el Dr. Agustín Torres Cid de León, psiquiatra con especialidad en Psico Geriatría menciona que “como sociedad debemos estar preparados y contar con el conocimiento de lo que implica esta enfermedad, así como profesionalizar lo más posible las labores de los cuidadores, que en muchos casos recae en un familiar por obligación o por amor, pero que desconoce el complejo mundo que implica cuidar a un paciente de este tipo.  En términos de demencia, siempre se dependerá de alguien más”.

De acuerdo con la Fundación Alzheimer, Alguien con quien contar, las personas que presentan cualquier tipo de demencia empiezan a olvidar cosas que son muy obvias en su vida, sin embargo, para la familia es muy difícil darse cuenta de esta situación. Además, las personas con demencia intentan ocultar estos olvidos y a tratar de compensarlos con otras acciones.

El Dr. Alejandro Montiel, Internista con especialidad en Geriatría, afirma que es muy importante que los pacientes con trastorno neurocognitivo mayor o enfermedad de Alzheimer sean tratados de manera integral con medicamentos que mejoren su área cognitiva, afectiva y conductual, además de proporcionar a ellos, a sus familiares y cuidadores, información de valor para enfrentar el padecimiento.