Controlar el asma, respirar libremente: Día Mundial del Asma

731

Una persona con asma bien controlada, no tiene ningún impedimento para realizar ejercicio, incluso participar en competencias de alto rendimiento.

El asma, padecimiento de las vías respiratorias, puede presentarse de manera crónica o en episodios agudos, llamados exacerbaciones: falta de aliento, respiración sibilante, tensión en el pecho y tos. Si esta enfermedad es diagnosticada y tratada integralmente, no interfiere con la vida diaria del paciente, quien puede realizar todas sus actividades laborales, escolares y deportivas, afirmó el doctor Jorge Iván Rodríguez, especialista en neumología y terapia respiratoria.

Se trata, dijo, de un trastorno relacionado con múltiples factores, en el que interviene mecanismos genéticos y medioambientales. Inicia en la niñez y sus primeras manifestaciones suelen confundirse con otras enfermedades respiratorias. Lo que ocasiona que con frecuencia el asma esté sub-diagnosticada e inadecuadamente tratada, además de que por cada paciente detectado existe otra persona que lo ignora.

Una vez diagnosticada, explicó, mediante un estudio que mide el volumen y flujo del aire en los pulmones (espirometría), el asma debe ser tratada integralmente, reduciendo la exposición a factores desencadenantes o alérgenos como pelo de mascotas, polvo, cambios de temperatura, polen, entre otros, y llevar un tratamiento farmacológico de largo plazo, de lo contrario se incrementa el riesgo de posibles exacerbaciones que lleven al paciente a un rápido deterioro de la función pulmonar y perder la capacidad de respirar bien.

En el marco del Día Mundial del Asma, que se celebra el primer martes de mayo, siendo este 2016 el día 3 de dicho mes, el doctor Rodríguez comentó que la ciencia médica ha avanzado y ofrece múltiples opciones para el manejo integral de este mal respiratorio, en donde la terapia inhalada es “piedra angular” en el manejo del asma bronquial e incluye el uso de medicamentos de mantenimiento, así como broncodilatadores anticolinérgicos de acción corta como solución de rescate en crisis asmáticas.

Por su parte, el doctor Rafael Hernández Zenteno refirió que, para tratar y controlar el asma se suman fármacos de eficacia y seguridad comprobada en otros padecimientos un broncodilatador anticolinérgico de acción prolongada, cuya sustancia activa es el tiotropio, que es el de mayor prescripción mundial, utilizado desde hace más de 10 años exitosamente en el tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y hoy representa una nueva opción en el tratamiento complementario para adultos con diferentes grados de asma.

En este sentido, Shail Saravia, ingeniera de profesión y deportista de triatlón de alto rendimiento, comentó que a los 8 años le diagnosticaron alergia al ácaro del polvo y luego asma: “afortunadamente respondí bien a los tratamientos y me controlaron los síntomas. Cuando había algún cambio de temperatura brusco o si me agitaba mucho en algún entrenamiento, lo único que hacía y hago, es utilizar mi medicamento de rescate”.

Pero, todavía así, “siempre tengo conmigo mi inhalador, se me hace muy fácil traerlo en la bolsa por cualquier cosa y la verdad, es que me permite sentirme más segura a la hora de entrenar o de hacer mis actividades normales en el trabajo, en el que regularmente estoy expuesta al polvo de las construcciones. Creo que mientras los pacientes de cualquier edad, con cualquier actividad, no nos dejemos de tratar podemos tener todo bajo control”, destacó.

Finalmente, los expertos y la paciente coincidieron en que el Día Mundial del Asma debe ser una oportunidad para destacar la importancia de su detección oportuna y tratamiento adecuado, para controlar el asma y respirar libremente, y que el paciente pueda disfrutar de una mejor calidad de vida.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *