Conservación para la Sierra de Otontepec, Veracruz

2040

En el área de trabajo que la Fundación Pedro y Elena Hernández tiene en el estado de Veracruz, se está escribiendo una historia diferente, precisamente para conservar una joya natural y fomentar el desarrollo sustentable que garantice a largo plazo una relación armónica entre las comunidades de la sierra de Otontepec y la permanencia de ecosistemas y sus servicios ambientales.

Para lograrlo se implementan desde 2010 acciones para su protección como es el fortalecimiento de la cohesión social y de las capacidades locales de la población involucrada. Y es que  “no se puede conservar la Biodiversidad, si no se le conoce y utiliza sustentablemente”.

El fabuloso entorno natural

El Área Natural Protegida (ANP) “Sierra de Otontepec” es una especie de isla en medio de la planicie costera de Veracruz en donde casi todas las partes planas son pastizales inducidos. Pero la sierra posee selvas altas, medianas, bosques mesófilos de montaña y bosques de helechos arborescentes y rodales (o pequeños bosques bien delimitados) de una rareza biológica, y bosques de encinos tropicales.

Así esta rara sierra es toda una joya natural rica en biodiversidad que produce servicios ambientales de biodiversidad y de agua considerables convirtiéndolo en un laboratorio natural evolutivo.

Esta ANP Sierra de Otontepec es agreste, de difícil acceso, con buena cobertura forestal, es un sitio de alta biodiversidad, una sierra de escasos 13 kilómetros de largo por unos 5 en su parte más ancha, es ciertamente un gran sitio en un espacio relativamente pequeño.

Las especies clave de esta sierra son animales y asociaciones vegetales carismáticas e indicadoras de la salud del ecosistema, como el Puma, el Ocelote, Oso hormiguero o tadmandúa, viejo de monte y grisón, además de espacios vegetales en peligro de desaparecer como el bosque mesófilo de montaña y el bosque de helechos arborescentes.

Pero es de vital importancia económica para la zona, porque aquí se genera gran cantidad de agua y parte de ella crea el Río Tancochín utilizado por la ganadería, agricultura y poblaciones urbanas en su camino a la Laguna de Tamiahua, beneficiando a los manglares que a su vez son criaderos de peces, crustáceos, mariscos y moluscos, muchos de ellos de valor pesquero.

De este modo, la Sierra de Otontepec también está ligada con la prosperidad económica de una de las zonas de más alto valor pesquero de México.

Sustentabilidad en la sierra

Los Municipios que inciden aquí son Tepetzintla, Chontla, Citlaltépetl y Cerro Azul, en donde la Fundación Pedro y Elena Hernández trabaja directamente con los ejidos: Apachicruz, San Nicolasillo, Citlaltépetl, Adolfo López Mateos y Campechana, lugares donde se establecieron 14 proyectos productivos.

  • Tres proyectos de café (variedades: arábiga), en una superficie de 6 hectáreas, beneficiando a 64 ejidatarios de 3 ejidos.
  • Dos proyectos productivos de hortalizas (calabaza, cilantro y chayote) en una superficie de5 hectáreas para beneficiar a 38 ejidatarios de 2 ejidos.
  • Nueve unidades productivas de vanilla a fin de beneficiar a 44 ejidatarios de 4 ejidos en la ANP y 3 comunidades externas.

Sumados a estos esfuerzos entre Julio de 2014 y Noviembre de 2016 Fundación Pedro y Elena Hernández a aumentado sus esfuerzos y a impulsado los siguientes trabajos:

  1. Se elaboraron cuatro diagnósticos socio-ambientales en cuatro de los ejidos participantes con las Metodologías de Planeación Territorial Participativa que derivarán en diseño de estrategias de desarrollo territorial de corto, mediano y largo plazo.
  2. Asimismo, los ejidos de Apachicruz, San Nicolasillo, Citlaltepetl, Adolfo López Matéos y Campechana han realizado 45 recorridos de vigilancia y monitoreo de la biodiversidad de la Sierra de Otontepec en una superficie de 2 mil 429 hectáreas. Éstos son de vital importancia porque han beneficiado directamente a 123 personas a través del empleo temporal con 822 jornales en el lapso de 2 años, además se ha empoderado a la ejidos para realizar esta actividad de protección y así afianzar en comunidad el conocimiento de su patrimonio y ayudar a la conservación de los de la Sierra de Otontepec.
  3. Se han ofrecido 64 talleres participativos que se realizaron con las comunidades y pequeños propietarios, con el objetivo de generar diagnósticos socio-ambientales participativos que permiten identificar problemáticas económicas, físicas y sociales que limitan un desarrollo económico sustentable y nos ayuda a buscar nuevos caminos en conjunto.

Gracias a estas acciones se ha logrado conservar 6 mil 500 hectáreas, dentro del ANP “Sierra de Otontepec”.

Finalmente es necesario resaltar que la Sierra de Otontepec es solo un sitio de varios en donde la Fundación Pedro y Elena Hernández trabaja con su Programa “Sustentabilidad Territorial en el Norte de Veracruz”.

El camino hacia la Sustentabilidad es largo, de hecho nunca termina, pero es la única alternativa que tiene el ser humano si quiere vivir en un planeta sano, por lo que en la Sierra de Otontepec ya se han dado los primeros pasos.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *