Celebran alianza Eli Lilly y Boehringer Ingelheim

246

Eli Lilly & Company y Boehringer Ingelheim celebraron el 5º aniversario de su alianza, la cual se ha distinguido en la creación de innovadoras alternativas terapéuticas para el tratamiento y cuidado de la Diabetes Mellitus Tipo 2 (DM2) lo que ha permitido el desarrollo conjunto del portafolio de medicamentos más extenso y completo del mercado para enfrentar al padecimiento.

“Sin duda, esta alianza ha significado la mayor sinergia de nuestras empresas, que combina lo mejor de la investigación alemana y estadounidense para el beneficio de los pacientes con diabetes. La alianza combina el sólido trabajo de Boehringer Ingelheim, así como la experiencia de más de nueve décadas de investigación por parte de Eli Lilly en el campo de la diabetes, al ser pionera en el desarrollo de la primera insulina humana y del primer análogo de insulina en el mundo”, manifestó Carlos Baños, vicepresidente para América Latina de Eli Lilly.

Por su parte, Miguel Salazar, director general de Boehringer Ingelheim México y Centroamérica, mencionó que ambas compañías están muy orgullosas de los resultados obtenidos a lo largo de 5 años de exitosa relación y, pese a los altibajos de la economía mundial, la alianza transita hacia una fase de crecimiento sostenido y dinámico basado en el impulso de mejores e innovadoras moléculas.

“Después de un lustro, el trabajo ha reflejado el esfuerzo productivo de ambos laboratorios al brindar cuatro novedosas alternativas de tratamiento para enfrentar una enfermedad que se ubica como la segunda causa de muerte entre los mexicanos. Por lo tanto, nuestro compromiso es aportar valor a través de la innovación, y seguir avanzando en el descubrimiento de más opciones terapéuticas para que los pacientes puedan tener una vida de mayor calidad y mucho más saludable durante más tiempo”, recalcó Miguel Salazar.

En enero de 2011, ambas compañías, líderes en investigación farmacéutica, firmaron un acuerdo estratégico global que consiste en el desarrollo y comercialización conjunta de una cartera de productos innovadores que faciliten el control de la diabetes y con ello, ofrecer más y mejores alternativas de tratamiento a los pacientes con necesidades de salud aún no resueltas en el cuidado de su padecimiento, desde entonces y hasta hoy, se ha convertido en la alianza más importante y productiva existente en el campo de la diabetes.

La diabetes y la enfermedad cardiovascular

“Cuando los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre permanecen altos, durante mucho tiempo, éstos pueden dañar los vasos sanguíneos e impactar varios órganos como corazón, ojos y riñones. Por ejemplo, la enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos puede causar ataques al corazón o derrames cerebrales, siendo estas dos últimas las causas principales de muerte en las personas con diabetes”, destacó el Dr. Marino Fernández, director médico de Boehringer Ingelheim México.

Durante su presentación, en el marco del quinto aniversario de la alianza Lilly-BI, indicó que la diabetes es el principal factor de riesgo para desarrollar enfermedad cardiovascular (ECV). Una persona con diabetes tiene de 2 a 4 veces más probabilidades de padecer problemas del corazón en comparación con otra sin la enfermedad. La ECV es la principal causa de muerte en personas con diabetes y se ha observado que 68% de las personas mayores de 65 años con diabetes mueren de enfermedad cardíaca.

“En México, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut 2012) refiere que si bien se ha avanzado en el control de la diabetes entre los mexicanos, un porcentaje elevado aún presenta indicadores de una falta de control del padecimiento, y señala que la prevalencia de diabetes en adultos por diagnóstico previo es de 9.2%. También sostiene que el motivo más frecuente de hospitalización, tanto en hombres como en mujeres, es el tratamiento no quirúrgico de enfermedades como diabetes, infarto, crisis hipertensiva, entre otras, que representa el 31.5% del total”, destacó el Dr. Marino Fernández.

Por otra parte, la DM2 es un factor de riesgo mayor e independiente para complicaciones microvasculares (afección a retina, riñones, nervios periféricos y macrovasculares (afección a las arterias que irrigan al corazón, cerebro y extremidades superiores e inferiores). Frecuentemente en los pacientes con DM2 co-existen tanto complicaciones micro como macrovasculares, la combinación de DM2 y enfermedad renal aumenta aún más el riesgo de ECV.

“Es necesario que todas las personas tomen en cuenta la necesidad de incorporar más hábitos de vida saludables para prevenir que, enfermedades como la diabetes, desequilibren su entorno. Una visita al médico no sólo tiene que efectuarse cuando exista la posibilidad de enfrentar un padecimiento, el autocuidado podría comenzar con revisiones periódicas con algún profesional de la salud para un monitoreo constante de la salud en general”, concluyó Alejandra Álvarez, coordinadora de Educación en Diabetes de Eli Lilly.