“Casa Colibrí”, primer hospice pediátrico en México

346

De acuerdo con cifras de Globocan 2018, cada año se diagnostican aproximadamente 18 millones de casos nuevos de cáncer en todo el mundo, de los cuales, más de 200 mil ocurren en niños y adolescentes.  En México es la principal causa de muerte en niños de 5 a 14 años.

Se estima que en el país cada año se detectan alrededor de 5 mil casos nuevos de cáncer en personas menores de 18 años y cada año mueren alrededor de 2 mil.

Aproximadamente el 75% de los casos en el país son descubiertos en etapas avanzadas de la enfermedad, lo que conlleva a bajas probabilidades de supervivencia, un mayor tiempo invertido en atención e incremento en costos tanto en atención como en tratamientos.

Considerando este panorama, es de vital importancia la participación activa de la sociedad y organizaciones que brinden apoyo a los menores y sus familias.

Ejemplo de ello, es la asociación civil Antes de Partir, fundada en 2014 por Mariana Hernández y María Eugenia Téllez, con el objetivo de proporcionar atención especializada en hospitales, domicilios particulares y en la misma asociación a pacientes y familias que viven y conviven con el cáncer, elevando su calidad de vida a través de servicios de atención médica, cuidados paliativos, apoyos psicológicos, económicos y espirituales, asumiendo el compromiso de ser presencia y acompañamiento para cada uno de ellos y sus familias durante el proceso de la enfermedad.

Desde sus inicios, Antes de Partir ha ayudado a 180 pacientes terminales, brindado más de 12 mil terapias en diferentes hospitales e impartido diversos cursos, talleres y conferencias, beneficiando a más de dos mil mexicanos.

Cuentan con expertos en cuidados paliativos (doctores, psicólogos, tanatólogos, especialistas en medicina del dolor y terapias alternativas para acercar los servicios de calidad en la atención del cáncer a las personas que menos oportunidades tienen.

Como parte de la suma de sus esfuerzos y deseos de continuar ayudando trabajan en el proyecto

Casa Colibrí, primer hospice pediátrico del país ubicado en la alcaldía Gustavo A. Madero, Ciudad de México, que propone establecer un lugar para atención de niños y adolescentes de 4 a 18 años en etapa terminal de bajos recursos y dar apoyo a sus familias.

Este primer hospice pediátrico contará con ocho cuartos decorados con diferentes temáticas, una clínica de cuidados paliativos, una ludoteca y centro psicoeducativo. Como primer acercamiento al espacio Casa Colibrí tendrá una fachada diseñada por la reconocida artista social mexicana Betsabeé Romero, quien con su toque y creatividad realzará el simbolismo del colibrí.

“Al momento de partir estamos junto a ti, es una frase que queremos transmitir a los padres de estos menores para que a través de brindar tratamientos de vanguardia en cuidados paliativos, anticipar, prevenir y manejar adecuadamente las complicaciones inherentes al cáncer infantil podamos apoyarlos, al tiempo que, nuestros niños y niñas sean tratados en con dignidad, respeto, consideración, amor, escuchando sus deseos y los de su familia”, comenta Mariana Hernández.

Con este programa en marcha se prevé una disminución de gastos en servicios de salud al evitar obstinación terapéutica e internamientos innecesarios, reducción de gastos de transporte y alimentos del cuidador primario (60 días de internamiento innecesario), entre otros.

Gracias al apoyo de distintos benefactores del sector público y privado entre ellos la Fundación Gonzalo Río Arronte IAP, este programa iniciará operaciones en abril 2020. “Tenemos mucha esperanza en ayudar a nuestros niños y sus familias, sabemos que es un trabajo continuo y que conforme vaya creciendo necesitaremos más manos y benefactores, invito a la gente a que se acerque a nosotros y se sume, juntos seremos más y siempre en favor de nuestros niños y niñas Guerreros Colibrí”, finaliza Mariana Hernández.