XIII Congreso Internacional de MPI México

364

El impacto que la Industria de Reuniones tiene en México es muy importante y se alinea perfectamente con el objetivo turístico del Gobierno actual, de mejorar el gasto promedio de los visitantes para incrementar la captación de divisas.

Al afirmar lo anterior, el secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, precisó que esto es posible gracias a que el participante nacional o extranjero en congresos, convenciones, viajes de incentivo y exposiciones, por lo regular tiene mejor presupuesto de viaje y una estadía mayor.

Añadió que la Industria de Reuniones ayuda también a estabilizar la marcada estacionalidad del turismo tradicional y a que la derrama económica llegue a más mexicanos en cada destino, ya que no son sólo los prestadores de servicios y productos turísticos los beneficiados, sino muchos otros que forman parte de una gran cadena de valor en cuanto a producción de eventos, interpretación, servicios audiovisuales, transportación especializada y montaje, por mencionar algunos.

Torruco Marqués expuso que, por otro lado, este impacto no se da solamente en aspectos económicos y de corto plazo, llenando cuartos de hotel y restaurantes, sino que también ayuda a mejorar en el largo plazo la calidad de vida de las comunidades locales, importando conocimiento, incorporando programas de responsabilidad social, detonando inversiones y contribuyendo a mejorar la reputación de los destinos.

Al inaugurar en La Paz, Baja California Sur, el XIII Congreso Nacional de Meeting Professionals International (MPI), aseguró que es muy satisfactorio constatar que México y sus destinos se están preparando mejor, elevando su competitividad en el mercado mundial del Turismo de Reuniones.

“Quiero destacar el equilibrio que hemos logrado entre infraestructura hotelera, con marcas globales, modernos centros de convenciones en prácticamente todo el país, y una conectividad aérea que nos enlaza con los principales mercados emisores”, dijo.

Ante el gobernador de la entidad, Carlos Mendoza Davis; el director de Operaciones de MPI, Darren Temple, y el presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (Comir), Jaime Salazar Figueroa, el titular de la Sectur agregó que aunada a la natural hospitalidad de los prestadores de servicios mexicanos, la certificación de capacidades es cada vez un ingrediente más común, tanto en lo individual como en destino y empresas especializadas.

Ejemplificó al informar que tan sólo en Baja California Sur se realizan más de ocho mil reuniones al año, a las que asisten 350 mil participantes nacionales y foráneos.

De acuerdo con el más reciente estudio sobre la relevancia económica de las Reuniones, generan más de 850 mil cuartos-noche anualmente en este estado, provocando una derrama de siete mil 300 millones de pesos, lo que significa casi el siete por ciento del Producto Interno Bruto estatal, y doce mil 200 empleos bien remunerados.

Un dato relevante es que en Baja California Sur, y en particular en Los Cabos, se concentra aproximadamente el 31 por ciento del total de programas de incentivo internacionales en el país, comentó Torruco Marqués.

Por último, el titular de Sectur hizo un especial reconocimiento al Capítulo México de MPI, y a su presidente 2018-2019, Michel Wohlmuth. “Estoy enterado de sus incansables esfuerzos por ofrecer programas educativos no sólo a sus miembros, sino a toda la cadena de valor de la industria en los diferentes destinos del país”.

En la inauguración también estuvieron presentes, entre otros: Luis Humberto Araiza López, secretario de Turismo de Baja California Sur; Liliana Cabrera, presidenta electa de MPI México, y Jorge Manos Esparragoza, secretario de Turismo de Campeche y presidente de la Unión de Secretarios de Turismo de México (Asetur).