Prototipo de Turismo Enológico

638

Con el objetivo de promover el turismo en España, la Oficina Española de Turismo presentó, el pasado 26 de octubre, el primer prototipo de turismo enológico, el cual se llevó a cabo en la finca Sala Vivé, del Grupo Freixenet, ubicada en Ezequiel Montes, municipio de Querétaro.

En el prototipo de turismo enológico han trabajado de manera conjunta el Foro de Marcas Renombradas Españolas (FMRE), la Organización Mundial de Turismo (OMT) y cinco bodegas, entre las cuales se encuentran Barbadillo, González Byass, Grupo Freixenet, Osborne y Pagos del Rey. Todo esto promovido bajo la marca The Joyful Jounney, con el objetivo de desarrollar y promover la oferta turística del país, a través de la actividad enológica.

¿Por qué hacerlo a través del enoturismo? Porque España produce alrededor de 40 millones de hectolitros, además de ser el primer viñedo en superficie del mundo, siendo el tercer productor mundial de vino, después de Italia y Francia, y el sexto consumidor, con 2.5 millones de litros al año.

En la presentación en Querétaro, se resaltó la importancia que tiene el país español en el área de turismo, ya que está considerado el primer destino vacacional del mundo, y según los datos presentados se reciben alrededor de 68 millones de visitantes internacionales, de los cuales siete millones visitan este país por cuestiones gastronómicas, lo cual es una importante motivación para viajar. Esto les ha permitido ser considerados desde el 2015 por el Foro Económico Mundial, como el destino a nivel turístico más competido del mundo.

La viña, el vino y el territorio

¿Pero qué es el enoturismo y en qué consiste? El enoturismo es  el desarrollo de las actividades turísticas y de ocio dedicadas al descubrimiento y disfrute cultural y enológico de la viña, el vino y su territorio, de acuerdo con la Carta Europea del Enoturismo. Y consiste en conocer el proceso de producción del vino, recorrer los viñedos y saber el papel que tiene la naturaleza en cada cosecha, entre otras cosas. Esta actividad ha cobrado tal importancia que actualmente se celebra el Día Europeo de Enoturismo, el 9 de noviembre, día en el que se llevan a cabo diferentes actividades para conmemorarlo.

Esta industria genera alrededor de 50 millones de euros en España, y se considera que alrededor de 2.5 millones de personas visitan las bodegas dedicadas al enoturismo. El país español cuenta con un poco más de veinticinco rutas de vino, las cuáles deben cumplir con ciertos estándares de calidad, abarcando once regiones, 550 municipios, 2 mil empresas asociadas, cerca de 600 bodegas y tres millones de personas empleadas. Dentro de las rutas más importantes se encuentra la de Jerez y la de Penedés, ubicada a unos 30 kilómetros de Barcelona.

La presentación del prototipo enoturístico coincidió con la visita del embajador de España, en México, Luis Fernández, a la finca Sala Vivé, en la que fue acompañado por el presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, quienes fueron guiados en su recorrido por la planta, por el director Lluuis Raventos Llopart.

La finca Sala Vivé que pertenece a la Freixenet, con sede en España, emplea alrededor de 150 personas, quienes laboran normalmente en un horario de ocho de la mañana a seis de la tarde, y producen 2.6 millones de botellas al año, 80% de las cuales son vinos espumosos y 20% restante es del llamado vino tranquilo.

Texto: Irma Luján Aldaba




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *