México Bien Hecho y la recuperación de espacios públicos

387

El programa Comex por un México Bien Hecho, dedicado a mejorar la calidad de vida y el tejido social de comunidades vulnerables en México, presentó los resultados de una evaluación de impacto llevada a cabo en una muestra representativa de comunidades en las que se implementó el proyecto Ciudad Mural de Colectivo Tomate, comprobando el efecto positivo de la recuperación de espacios y la participación comunitaria en la sociedad.

De la mano de Colectivo Tomate y otros aliados, el programa ha llevado color, arte y protección a 70 comunidades, beneficiando a casi 3 millones y medio de personas en la República Mexicana. Con la participación de mil 335 artistas se han recuperado más de 200 mil metros cuadrados en el espacio público.

Dicha evaluación fue llevada a cabo por tres entidades independientes: el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, las organizaciones Camino Colectivo y Acciones para el Desarrollo Comunitario A.C. (Adeco), que a través de una metodología integral se adentraron en siete Ciudades Mural – proyecto de Colectivo Tomate, que consiste en la creación colectiva de murales que narran historias de comunidades, que se caracterizan por ser barrios con altos niveles de violencia y/o segregación socio-espacial y que representan más del 70% de las intervenciones del programa Comex por un México Bien Hecho.

Entre los principales hallazgos de la evaluación destaca la eficiencia del proyecto Ciudad Mural elevando el empoderamiento de la comunidad ya que, el 86.4% de los encuestados manifestó sentirse capaz de resolver necesidades y problemáticas colectivamente; y su capacidad para generar sentido de pertenencia a una comunidad, por lo tanto, el 90.8% considera los espacios públicos intervenidos como propios y seguros, y el 60.8% continuará realizando acciones de mantenimiento.

Zahori, vecina de Ciudad Mural Villahermosa, comentó que “me siento más integrada con muchas personas porque ya las conozco, sé quiénes son y sé que puedo confiar en ellas».

Asimismo, el programa ha logrado atraer atención a comunidades anteriormente olvidadas. El 82.6% afirmó que el proyecto generó actividades turísticas en su colonia y el 88.9% se percató que después de la intervención, el número de visitantes a su comunidad aumentó.

El reporte muestra cómo aumenta en un 83.2% la confianza entre las personas para comunicarse y relacionarse con otros miembros de su comunidad después de haber participado en Ciudad Mural.

Estos proyectos, además de darles un nuevo sentido a los espacios, también fomentan el talento artístico. «En Ciudad Mural cambian los artistas, cambia la comunidad, cambia todo», asegura Yim Miyaki, artista involucrada.

“Los resultados de esta evaluación nos confirman que estamos en el camino correcto, que solo a través de la participación activa de comunidades, organizaciones de la sociedad civil, gobiernos e iniciativa privada lograremos construir un México Bien Hecho”, expresó Gilberto Alcaraz, director del programa Comex por un México Bien Hecho.

“Somos testigos de que cuando se conjunta el arte con un propósito social se pueden transformar el espacio y las relaciones entre las personas, y es ahí en donde se abre el camino hacia la confianza y las nuevas posibilidades”, concluyó Maribel Benítez, directora del Colectivo Tomate.