Dispositivo disminuye hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca

462

Cuando una persona hace ejercicio, el cuerpo no requiere la misma cantidad de oxígeno que cuando está dormido. Esta diferencia es percibida por el corazón, ajustando constantemente su capacidad de bombear oxígeno a través de la sangre, dependiendo de las diferentes actividades de la vida diaria.

Sin embargo cuando se presentan enfermedades crónicas, como la insuficiencia cardiaca (IC), que afecta la irrigación correcta o bombeo de sangre oxigenada al resto del cuerpo, este sistema de reconocimiento falla y la persona puede presentar falta de aire y cansancio rápido al realizar actividades de poca demanda energética.

La IC es resultante de problemas cardiacos como lo puede ser una cardiopatía isquémica, la cual es una alteración en el corazón que impide el aporte adecuado de oxígeno al músculo cardiaco. Esta última fue reportada como la primera causa de muerte en México durante el 2013. Por otra parte, la IC representa un alto índice de ingresos por emergencia en centros hospitalarios, según lo menciona el Dr. Barry Trachtenberg, cardiólogo de Houston Methodist.

Los adelantos tecnológicos en materia de salud siguen brindando valiosos aportes como el CardioMEMS, dispositivo manufacturado por la casa St. Jude, que mide menos de dos centímetros y que al ser implantado en la arteria pulmonar del corazón logra advertir al médico de complicaciones cardiacas tres semanas antes de que puedan afectar al paciente. “Este aparato preventivo ha sido sometido a importantes estudios como el Champion de la Universidad de Ohio, demostrando resultados impresionantes, tales como la disminución de 30% en las hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca, y lo colocamos regularmente en pacientes de Houston Methodist”, agrega el Dr. Trachtenberg.

Es como tener a tu médico siempre contigo

El Sr. Ronnie Ramos adora el ciclismo, pero cuenta que una noche empezó a sentirse asfixiado y que necesitaba adoptar diversas posiciones al dormir para no quedarse sin aire. “Estos síntomas no paraban y así pasé muchas noches. De esta manera empezó mi historia con la insuficiencia cardiaca y mi pérdida de calidad de vida. Tenía que ingresar a la sala de emergencia cada tres meses debido a la acumulación de líquidos en mis pulmones ocasionada por la IC. Sin embargo, todo cambió cuando el equipo de Houston Methodist me hizo el implante del CardioMEMS hace seis meses. Ahora es como tener a mi médico siempre conmigo anticipando cualquier problema”.

De acuerdo con la explicación del Dr. Trachtenberg: “Las ondas de radiofrecuencia emitidas por el dispositivo nos permiten recibir diariamente los valores cardiacos de la persona. Esto es gracias a la comunicación inalámbrica que tiene el CardioMEMS con una almohada especial que debe usar el paciente, y que está equipada con una antena. Es así como los médicos tratantes podemos ver estos valores desde teléfonos inteligentes o computadoras para tomar decisiones en el tratamiento de la enfermedad”.

Con este dispositivo “me siento seguro, el nivel de monitoreo es eficaz ya que el sistema cuenta con internet”, agrega el Sr. Ramos, quien paulatinamente vuelve a ejercitarse en la bicicleta.

El aparato ingresa al organismo desde la vena femoral detrás del ligamento inguinal y se implanta en el corazón vía cateterismo. No representa riesgos de rechazo dado que no contiene factores de carácter biológico. Es un dispositivo totalmente electrónico que no requiere baterías, ya que es cargado inalámbricamente cada vez que se sincroniza con su consola externa. Al no interferir la actividad cardiaca, tampoco necesita ser extraído posteriormente del organismo.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *