Wellness corporativo, una estrategia de negocio en México

170

En los últimos años en México los niveles de estrés han ido en aumento debido a diversas causas como excesivas cargas de trabajo, problemas económicos o falta de oportunidades, esta situación también ha provocado una baja en la productividad laboral, según Datos de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh) la obesidad, el sobrepeso, el estrés y otras enfermedades generan ausentismo, el cual provoca pérdidas anuales del 13% en la productividad de las empresas.

Debido a estas problemáticas, “la implementación de programas de wellness, en los que las empresas prioricen la salud y el bienestar personal de sus colaboradores, se ha convertido en una alternativa importante, no sólo en México sino a nivel mundial, esto para reducir los niveles de ausentismo y aumentar la productividad laboral”, explica María Hernando, especialista en el tema y directora de Núad SPAmóvil.

Actualmente las empresas tienen entre los objetivos primordiales de sus programas de bienestar, la mayor productividad del empleado y la reducción del ausentismo por enfermedad, por ello, María Hernando comenta que “para poder ayudar a armar un programa  de wellness en una empresa, es necesario primero que directivos y gerentes de recursos humanos comprendan cuáles son las áreas de oportunidad en su equilibrio personal, pues así podrán ponerse en los zapatos de sus colaboradores e incidir en el aumento de la productividad”.

Cada vez se da más valor a la salud y el bienestar de los equipos de trabajo, por su incidencia positiva en el resultado final de las empresas, esto se comprueba con un estudio realizado por Buck Consultants (2013), en el que se  reveló que las empresas se muestran interesadas en seguir promoviendo iniciativas de promoción de la salud, ya que es considerado una estrategia de negocio.

Las cifras lo demuestran, la industria del wellness a nivel mundial creció 10,6% en los últimos dos años y aunque el crecimiento continúa, es importante que más empresas en México vean este modelo como una inversión que beneficiará sus cifras de productividad y la salud de sus trabajadores, por ello “es necesario identificar a las empresas que en verdad brinden programas que tengan cohesión, que sigan metodologías sencillas, probadas científicamente y sean fáciles de implementar a todos niveles de la organización, para obtener resultados positivos”, concluyó María Hernando.