Protege a tu fiel compañero de edad avanzada

1907

Con el paso de los años los perros crecen, al igual que los seres humanos comienzan a envejecer. Los huesos y músculos empiezan a debilitarse, las horas de sueño incrementan, se facilita el aumento de peso y las enfermedades pueden presentarse de manera más recurrente.

La longevidad de la mascota está relacionada en gran parte a su raza y talla. De forma general, si es de tamaño grande se puede considerar que es un perro senior desde que cumple seis años, pero si es talla pequeña, su vejez llega a partir de los siete años.

A pesar de los factores genéticos que influyen en su envejecimiento, se puede prolongar su salud con algunos cuidados. Para ello, la marca de alimento FullTrust, comparte los siguientes consejos:

Ejercicio moderado. Durante esta etapa, el metabolismo de los perros suele ser más lento y por consecuencia tienden a aumentar de peso. Es importante ejercitarlo diariamente con paseos cortos, de entre 15 y 30 minutos para ayudarlo a mejorar su circulación sanguínea y a mantener sus articulaciones sanas.

Nutrición óptima y balanceada. Elegir un alimento con ingredientes selectos que sea 100% completo, balanceado y con proteínas de alta digestibilidad para cubrir sus requerimientos nutricionales a fin de ayudarlo a tener una mejor salud intestinal, mantener en buen estado tanto músculos como tejidos, promover su salud articular y evitarle futuras afecciones.

Mostrar cariño y afecto. Los perros necesitan que se les demuestre cariño de forma regular, por lo que es importante animarlo a jugar en casa, mimarlo con frecuencia y proporcionarle un área de descanso cómoda y cercana a su dueño, para evitar que se sienta triste o aislado de la familia.

Atención a su higiene. Al envejecer, la probabilidad de que tu amigo se enferme aumenta y por ello, las rutinas de limpieza en casa son esenciales para evitar padecimientos bucodentales o dermatológicos, entre otros. El cepillado de sus dientes es muy importante para prevenir el sarro y la pérdida de piezas dentales. También se debe implementar una rutina de baño en días soleados con productos especiales -jabones neutros especializados para perros- y complementarla con un cepillado suave en su pelaje para remover el exceso de pelo y evitar nudos, esto lo ayudará a prevenir afecciones y sentirse consentido por su dueño.

Mantenimiento de su hidratación. Debe tener disponibilidad total de agua limpia y fresca, ya que es fundamental para evitarle problemas de insuficiencia renal o cardiopatías graves. Algunos signos de deshidratación son: pérdida de flexibilidad en la piel, falta de humedad en su lengua o saliva pegajosa y densa. Si esto llega a percibirse, acudir de inmediato con el médico veterinario.

Visitas regulares al veterinario. Una revisión general cada seis meses es importante para prevenir posibles enfermedades o problemas específicos relacionados con su edad, genética, raza o tamaño.

La llegada de un perro a la edad avanzada no debe ser sinónimo de sufrimiento o tristeza. Prestar atención a sus cuidados, al igual que mantener una alimentación adecuada a su etapa de vida, harán que se sienta más feliz, sano y le asegurarás una mayor longevidad y mejor calidad de vida.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *