“Prendas rasgadas, vidas rasgadas”: Vicky Form

119

En el marco del mes contra la violencia de género, Vicky Form presenta su campaña contra la violencia de género: “Prendas rasgadas, vidas rasgadas”.

“No podemos quedarnos callados frente a una cruda realidad: siete de cada diez mujeres han sufrido violencia alguna vez en su vida. De hecho, las búsquedas más recurrentes en páginas pornográficas están relacionadas con la violencia, haciendo evidente que, como sociedad, hemos normalizado el abuso, justificándolo como una forma de vínculo entre hombres y mujeres”, comentó Pepe Zaga, CEO de la marca de lencería.

Bajo estos hallazgos, la marca decidió apoyar a las mujeres violentadas, lanzando una acción que es visible en su catálogo, en el que se eligió estratégicamente una página a la que los hombres no suelen llegar cuando revisan el Sexy Book. De esta manera se posiciona como la primera marca de lencería en incluir una prensa SOS, que al ser solicitada representa una llamada de auxilio que recibirá la vendedora.

“Si llegan a solicitar ese modelo, estarán pidiendo ser contactadas con la asociación que se unió a nuestra campaña, Casa Gaviota, organización que trabaja para prevenir y atender la violencia familiar y de género. Es importante mencionar que la red de apoyo será 100% femenina, porque serán nuestras vendedoras quienes, luego de una capacitación, podrán ser parte de esta iniciativa”, explicó Zaga.

Además, en redes sociales se ha dado a conocer un video para demostrar que la violencia no tiene nada de sexy. “En Vicky Form rasgamos nuestras prendas en solidaridad a las vidas rasgadas de todas las víctimas”, argumentó el directivo.

La marca llevará esta comunicación a todos los espacios donde tiene alcance: aparadores, catálogo (sexy book) y redes sociales, e incluso la compartirá con algunos influencers.

No pierdas la oportunidad de ser partícipe de esta gran acción a favor de las mujeres, ya sea a través de la marca o con una denuncia. Recuerda, Casa gaviota está al pendiente de cualquier llamado de ayuda.