Lifting perfecto: ¡sin cirugía!

1058

Hace algunos años parecía imposible rejuvenecer un rostro sin cirugía. Hoy todo eso ha quedado atrás: por primera vez el Ultrasonido Micro-focalizado de Alta Intensidad, también conocido como Ultherapy, es utilizado como un procedimiento para lifting, con la aprobación en México de la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) y por la  Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, (FDA, por sus siglas en inglés).

A diferencia de cualquier otro procedimiento, este procedimiento tiene precisión en la profundidad y temperatura para lograr el efecto esperado. Con el control de estos factores, genera un proceso de regeneración en la piel, a través de la producción natural de nuevo colágeno, lo que elimina las huellas que el paso del tiempo va dejando.

Por mucho tiempo, las personas se enfocaron en el rejuvenecimiento del rostro, pero no sólo éste muestra la edad. El cuello y el pecho también delatan. El Ultrasonido de Alta Intensidad está aprobado para el rejuvenecimiento de rostro, papada, cuello y pecho, todo a través de ultrasonido: sin cirugías de lenta recuperación y sin agujas. Este es el primer procedimiento no invasivo, un ultrasonido que genera una reacción en cadena, para el rejuvenecimiento natural de la piel.

¿Cómo trabaja? La principal arma de este procedimiento no invasivo no son sólo sus ventajas obvias, como que no haya mayor dolor ni se requiera cirugía, sino que el proceso que se lleva a cabo dentro de la piel es tan natural, que los efectos se van produciendo gradualmente. Una vez que se lleva a cabo el procedimiento, la piel inicia la producción de colágeno por sí misma y los efectos de regeneración se observan aproximadamente tres meses después, cuando nuestro propio organismo hizo el trabajo de crear nuevo colágeno.

Otras opciones, como el láser o la radiofrecuencia no tienen la misma precisión, por lo que los resultados que ofrecen son variables y no siempre los esperados. Con el Ultrasonido Micro-focalizado de Alta Intensidad, por el contrario, el profesional de la salud trabaja con precisión, puesto que conoce exactamente dónde aplica el procedimiento. Así, ayuda a rejuvenecer la piel sin afectar las facciones naturales, simplemente eliminando el rastro que deja el paso del tiempo, con resultados significativos y consistentes, que pueden durar hasta un año.

Además, al no ser invasivo, no requiere tiempo de recuperación: después de una sesión de entre 60 y 90 minutos (dependiendo de las zonas a tratar), la persona puede volver a sus actividades cotidianas sin molestias y lo mejor: sin evidencias de haberse sometido a un lifting no quirúrgico.

Las personas que buscan rejuvenecer su piel de manera natural, sin cirugías y sin cambiar sus propias facciones, pueden acercarse a un dermatólogo o cirujano plástico acreditado para conocer más acerca de esta tecnología única.

Para conocer los consultorios en México donde se realiza el procedimiento, se puede visitar la página: ultherapy.com.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *