Fitbit apoya la actividad diaria de los adolescentes

161

No es necesario realizar un seguimiento del tiempo de pantalla para saber que el uso aumentó en el último año. Lo mismo ocurre con los pre-adolescentes. Su tiempo de pantalla aumentó debido al aprendizaje en línea y, desafortunadamente, esto puede agotar sus cerebros.

“Los estudios han vinculado el uso excesivo del tiempo frente a la pantalla con niveles más altos de ansiedad y depresión”, comenta Chea Weltchek, consejero personal clínico con licencia (LCPC, por sus siglas en inglés), consejero clínico licenciado en salud mental que se especializa en crianza y comportamiento de niños y adolescentes. “Y con el acceso ilimitado a las pantallas y la participación constante, se reduce la capacidad de concentración”.  Por otro lado, se ha demostrado que la naturaleza mejora el estado de ánimo y la cognición.

Si el teléfono de tu hijo parece súper pegado a su mano, no te preocupes. Piensa en encender algo, en lugar de apagarlo, indica Michael Rich, médico, fundador y director del Laboratorio de Bienestar Digital del Boston Children’s Hospital. “El cambio es difícil; es mejor sustituir su comportamiento por algo que les guste hacer. Una vez que comienza a moverse, por lo general continúan así porque se siente mejor física y mentalmente”, explica.

Pruebe las siguientes ideas que Fitbit te comparte para hacer que tu pre-adolescente o adolescente quiera salir.

Aternativas. “Invierte en juguetes o equipos que les interese usar al aire libre”, sugiere Lauren Tingley, entrenadora certificada para padres. A considerar: bicicletas, saltadores, camas elásticas, aro de baloncesto o un perro. Todos estos elementos también brindan una oportunidad para que los niños aprendan una nueva habilidad y la mejoren”, agrega Tingley.

Iniciar un proyecto en el que puedan ayudar. Elige algo que puedan usar o poseer, indica Tingley. Una vez más, según el interés de tu hijo, tal vez construyan un gallinero, inicien un huerto o un jardín de flores, o creen un comedero para pájaros (una búsqueda rápida en línea traerá toneladas de ideas). “El truco aquí es dejarles tomar algunas de las decisiones más importantes y hacerse cargo del proyecto”, comenta Tingley.

Reclutar a otros padres. Los padres de los amigos de tus hijos pueden preocuparse por el tiempo de pantalla de su hijo adolescente. Llámalos e intercambien ideas sobre emocionantes actividades grupales que sus hijos disfrutarán juntos, sugiere Gal Dubnov-Raz, director de la Clínica de Ejercicio, Nutrición y Estilo de Vida en el Hospital de Niños Edmond and Lily Safra, y de Medicina del Deporte y el Ejercicio, Servicio en el Centro Médico Sheba, Israel.

Invítalos a unirse contigo. La clave aquí es “invitar”, no “obligar”. Pero menciona casualmente que van a hacer un picnic, caminar, trotar o probar el kayak o cualquier otra cosa y pregúntales si les gustaría acompañarte. Podrían decir simplemente que sí.

Empezar un desafío. Comienza un grupo para caminar, andar en bicicleta, correr o hacer senderismo con otros padres e hijos. Luego, elige un objetivo para trabajar juntos, como un 5K o un sendero desafiante, pueden apoyarse con sus dispositivos Fitbit para medir el tiempo que caminan juntos y sobre todo por medio de la aplicación poder ver todos los beneficios que obtuvieron para su salud con esa actividad.

Encuentra el dispositivo ideal en fitbit.com o en las tiendas oficiales. Existen diversos modelos que a los  pre-adolescentes les encantarán, sobre todo para tener en una aplicación todos los cambios y mejoras que van obteniendo durante la actividad realizada.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *