Ejercitarse en pareja es un acto de amor

253

Inicia el mes del amor y la amistad y con él, la llegada de los chocolates, los bombones y las románticas cenas hipercalóricas. Al ser el segundo mes del año, muchas personas continúan con los propósitos de mantener una vida saludable, cuidar su cuerpo y mejorar sus hábitos, pero, ¿cómo cumplirlo en una fecha tan especial?

Aunque quedarse en casa y comer saludable sería una opción, también se puede tomar como un buen pretexto para ejercitarse en pareja. Por ejemplo, hacer una rutina conjunta es el puente perfecto para mejorar la comunicación entre ambos, ya que se establece un calendario de visitas al gym, la organización de comidas juntos y sentirse motivados al establecer retos en función de lo que se busca lograr.

Pero hay más, por ello compartimos cinco motivos para planear tu cita romántica:

El primer gran paso. Elijan entre los dos un gimnasio que se adapte perfecto con sus horarios y distancias. En caso de que uno de los dos ya tenga una membresía, lleva a tu pareja como invitada especial para descubrir que las chispas entre ustedes brotarán con fuerza al estar motivados.

El compromiso dice mucho de ustedes. Una relación se basa en confianza y compromiso y hacer ejercicio juntos hará que demuestren su fuerza de voluntad y determinación para seguir al pie de la letra cada rutina y respetar la dieta para lograr mejores resultados. El comprometerse con una actividad física dice mucho de las otras áreas de su vida como pareja.

Los premios al entrenar pueden tener su toque. Existen ejercicios que requieren del esfuerzo físico de ambos. Las abdominales son el ejemplo perfecto, ya que mientras uno fortalece el abdomen, el otro ayuda a que quien está en el suelo, no doble o separe las piernas y como premio, un beso en cada levantamiento. O bien, las lagartijas… Cada vez que se realice el levantamiento, le puedes besar la frente.

¿Y si no les gusta el gym? Existe diversas actividades para activar el cuerpo, como correr, nadar, escalar, pedalear y más. Encuentren una actividad que requiera esfuerzo y que con perseverancia les de los resultados que ambos desean.

Elegir regalos de San Valentín es más sencillo. Una vez que los dos tengan una meta fija, puedes elegir el regalo adecuado con validez permanente o hasta que el otro alcance su objetivo. Puedes regalar ropa para ejercitarse, tenis, mancuernas, pesas, ligas de tensión e incluso tonificadores y reafirmantes para la piel como los de Torongia, marca mexicana que cuenta con productos especializados para cada parte del cuerpo y que serán el puente perfecto para llegar a la meta sin importar qué actividad física realicen.

Con estas recomendaciones e impulsando a tu pareja alcanzarán grandes logros. Sólo recuerda que aunque los ejercicios sean conjuntos, cada uno tiene capacidades distintas de resistencia y fuerza, así que busquen asesoría y hagan del ejercicio un gran acto de amor.