CEDAE, el centro dermatológico de alta especialidad

446

Alopecia es el término científico utilizado para designar a la caída temporal o definitiva, así como general o parcial del cabello o del pelo. Se trata de uno de los problemas dermatológicos que más puede llegar a afectar la calidad de vida.

Más  del 60% de los hombres y el 30% de las mujeres sufren alopecia a lo largo de su vida. La calvicie afecta a 1 de cada 3 hombres; alrededor del 30% de  hombres con 30 años de edad sufre pérdida significativa de cabello y este porcentaje se incrementa con la edad.

Existen más de 200 causas de caída de cabello, “en hombres pueden ser genéticas, en este caso se llama alopecia androgenética y es causada por la acción de las hormonas  masculinas  (andrógenos), puede iniciar desde la adolescencia y se caracteriza por un afinamiento progresivo del cabello (miniaturización) lo que produce que se pierda densidad en zonas típicas: frente  y coronilla”, explica la Dra. Jatziri Chávez.

En mujeres la genética también influye, así como las hormonas; el estrés y las dietas extremas; el embarazo y el periodo post parto; alguna medicación, el sobrepeso la contaminación el tabaquismo y la menopausia

También se presenta en niños. “La primera etapa es fisiológica, aproximadamente entre los 4 y 5 meses de edad, cuando el bebé al estar acostado pierde cabello en la parte posterior de la cabeza, además de ir perdiendo el pelo con el que nació. Otra de las perdidas de pelo comunes en la infancia es una enfermedad autoinmune conocida como alopecia areata, en la que se cae pelo en forma de círculos en piel cabelluda, cejas o pestañas”, comentó la especialista en el tema.

Perder de 50 a 100 cabellos por día es normal, pero si se advierte una caída intensa (más de 100 por día) o diferente a la que habitualmente se tiene y se observa una disminución de la densidad es fundamental acudir con el dermatólogo para la valoración, ya que  aunque  son cabellos pequeños están vivos y son viables.

“Para prevenir y evitar la alopecia es necesario tener una dieta balanceada; dormir 8  horas por día; disminuir el estrés; no fumar; lavar el pelo a diario y usar un tipo de shampoo de acuerdo con el cuero cabelludo, usar acondicionadores sólo de medios puntas  y tratar de no peinar el cabello mojando y enredado, lo ideal es hacerlo dentro de la regadera”, recalcó la dermatóloga.

El Centro Dermatológico de Alta Especialidad (CEDAE), consciente de que un buen dermatólogo no es suficiente para brindar la mejor atención ha creado unidades especializadas en distintas áreas de dermatología clínica y estética. Por ello, expande sus instalaciones con un segundo piso diseñado para el diagnóstico y tratamiento de problemas capilares y cáncer de piel.

“Es un espacio más cómodo y con  mayor facilidad para realizar los tratamientos. Se compone de un grupo, pionero en nuestro país, de dermatólogas especializadas en enfermedades del pelo (tricólogas) y trasplante capilar. Contamos con equipos modernos como el Trico-scan para poder evaluar a fondo cualquier pérdida de pelo que se presente desde niños hasta ancianos”, destacó la Dra. Jatziri Chávez, directora de CEDAE, el día de la inauguración.

La Unidad de Tricología ofrece la máxima calidad médica y tecnológica para el estudio de los trastornos capilares. En el consultorio se ofrecen tratamientos como el trasplante capilar en tira, el trasplante con técnica de micro injertos, aplicación de células madre y láser para caída de cabello. Además, las instalaciones cuentan con un tricoscopio digital que permite un análisis directo de los folículos capilares; una lente con luz fluorescente, para detectar patologías infecciosas; el sistema de medida del calibre capilar; y el sistema trico-scan, para realizar un análisis exhaustivo de los problemas capilares.

Para mayor información de los tratamientos del CEDAE, puede visitar su página web: cedae.com.mx.