Alcanza tus objetivos de salud con Fitbit

109

«¡Voy a empezar el lunes!» Cuántas veces se ha escuchado esta frase. De hecho, es una frase que seguramente hemos pronunciado nosotros mismos. Y lo que es más importante, ¿con qué frecuencia se han aplazado estos planes? Según diversos estudios, el 80 por ciento de los propósitos, fallan durante el primer mes.

Descubre cómo puedes ser más inteligente al establecer metas exitosas y cómo tu asesor de salud Fitbit puede ayudarte a lo largo del viaje.

Primer Mind-Opener: «Los objetivos más claros son más fáciles de lograr». El primer paso es entender: ¿Cómo podrías hacer metas inteligentes y más claras? Necesitarás una generosa ración de «especificidad». Ser específico significa describir con gran detalle lo que pretendes hacer. Esto te ayuda a visualizar cómo se ve el éxito. Para empezar, puedes escribir en una nota adhesiva: «Correré por el parque cerca de mi casa», que es más específico que «Iré a correr».

Luego agrega con cuidado una forma de medirlo. Por ejemplo: «correré 3 rondas por el parque cerca de mi casa» es más claro que: «correré por el parque cerca de mi casa». Esto también es realmente útil cuando verificas tu progreso más adelante.

Segundo Mind-Opener: «Las metas claras que más te importan serán las más fáciles de lograr». Aquí es donde agregas tu propio giro a estos objetivos. Los siguientes componentes deberán reflejar tu motivación, deseo, capacidad y recursos personales. Tus metas deberían ser más importantes para ti, no para alguien más.

Asegúrate de que tus metas sean alcanzables, logrando un equilibrio entre las que son demasiado fáciles y las que te desafían. Si estás comenzando, tener metas alcanzables puede ayudarte a iniciar con el pie derecho y construir sobre una base sólida de éxito. Es posible que debas volver de vez en cuando y reevaluar tus objetivos con tu asesor de salud, para ayudarte a alcanzar tu máximo potencial a un ritmo que se adapte a tus necesidades. Incluso podrías trabajar para lograr una meta «amplia», algo que se sienta un poco fuera de tu alcance, para que te ayude a darte cuenta de lo que realmente eres capaz de hacer.

También, tus objetivos deben ser realistas para lograr lo que en realidad te importa. Si tu objetivo final es correr un medio maratón, deberás establecer objetivos más pequeños que funcionen para alcanzar este objetivo más grande. Por ejemplo, dependiendo de tu condición física inicial, es posible que te sientas más cómodo caminando o trotando lentamente en distancias más cortas.

Finalmente, recuerda establecer límites de tiempo en tu objetivo. Puedes convertirlo en una única instancia (por ejemplo, esta noche, antes de las 8 pm ) o puedes repetir este paso durante un período de tiempo (por ejemplo, tres veces a la semana los lunes, miércoles y viernes). Tu asesor de salud de Fitbit puede ayudarte a configurar cambios incrementales y pequeños que conforman tu plan de acción para cambios sostenidos. Puedes marcar estos objetivos cuando los logres, o hacer ajustes a lo largo del camino si es necesario.

Tu asesor de salud de Fitbit está a solo un clic de distancia para ayudarte a mantenerte motivado con los planes de acción que elijas.


TAG


Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *