80 años de la marca mexicana Flexi

4755

La marca de zapatos Flexi cumple 80 años de ofrecer calzado de gran calidad en México y el extranjero. Desde su fundación refleja las capacidades y los valores del ser humano: tenacidad, ingenio, voluntad y determinación para hacer las cosas.

La historia de esta gran marca mexicana comienza en 1929, cuando la familia Plasencia, originaria de Arandas, Jalisco, se tuvo que trasladar a León, Guanajuato, debido a problemas sociales de la época. Uno de los integrantes de la familia, Roberto Plasencia Gutiérrez, trabajó desde muy joven en una peletería, donde aprendió el oficio de hacer un buen calzado. Con este conocimiento, junto con su padre y su hermano mayor, creó una fábrica de zapatos.

La nueva empresa, ciento por ciento familiar,  arrancó en el año de 1935 dentro del cuarto de una casa, con escaso capital y reducido grupo de obreros, por lo que la mayor parte de la fabricación del calzado era artesanal, debido a que no contaban con la maquinaria necesaria para armar todo el zapato.

Este pequeño taller creció poco a poco, sobre todo porque el conocimiento del tema era limitado y no existían escuelas que enseñaran a diseñar o a fabricar zapatos. Dentro del taller, el aprendizaje se dio de manera práctica: “echando a perder se aprende”.

En 1945, 10 años después del inicio de la pequeña fábrica familiar, comienza el crecimiento: la producción diaria era de 300 pares de zapatos para niño y niña, y ese mismo año, surge el primer nombre de la empresa: “Duende”.

Los principios y valores que Don Roberto Plasencia Gutiérrez inculcó a sus colabores, aún siguen vigentes: Actuar con ética, hablar con la verdad, comprometese con lo que se pueda cumplir, tener voluntad y buen trato a la gente, respetar su dignidad humana y verlos como igual.

“Duende” entró a una etapa importante de crecimiento durante 1947, ya que se abren dos rutas, la primera a la de Ciudad de México, donde había más poder de compra y oferta, y la segunda a Centro-Norte, que iba desde Aguascalientes hasta Ciudad Juárez. Para esta fecha la empresa subió su producción de 500 a 600 pares diarios y contaba ya con poco más de 100 colaboradores.

En 1963 se incorpora a la empresa Roberto Plasencia Saldaña, hijo del fundador de «Duende» y quien había estudiado Administración de Empresas. A su llegada, se creó un exitoso sistema de ventas y se realizó un trabajo importante relacionado con la calidad y el desarrollo del producto.

Para 1967, se toma la decisión de cambiar el nombre a Flexi, por ser un calzado flexible y cómodo.

Durante la década de los setenta, Flexi fue la marca pionera en implementar procesos de producción automatizados, los cuales impulsaron fuertemente el número de pares producidos diariamente.

En octubre del 2015, Roberto Plasencia Torres asume la Dirección General de Grupo Flexi, para dar paso a la tercera generación de la familia al frente de esta importante empresa.

Actualmente, Flexi cuenta con la mayor preferencia de marca entre consumidores de calzado en el mercado nacional, ya que integra una red de más de 300 Zapaterías Flexi, presencia en tiendas Departamentales y en zapaterías multimarcas, así como en tiendas en Estados Unidos y Centroamérica, además de exportar a mercados como Canadá y Japón.

Ahora, cuenta también con dos portales especializados de venta en línea: uno para México y otro para Estados Unidos, además de una sólida presencia en el mundo digital y en redes sociales.

A 80 años de su fundación, Flexi mantiene el compromiso de ofrecer calzado hecho por manos mexicanas y con estándares internacionales que garanticen la mejor calidad.

Flexi campaña




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *