México puede ser potencia alimentaria

629

La seguridad alimentaria en México y el mundo presenta un panorama alarmante, por lo que la clave para 2013 será la unidad de todos los participantes en la industria agroalimentaria y  encontrar medidas que garanticen la producción y abasto de alimentos para la población.

Así lo señaló Álvaro Ley, presidente de la Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado (AMEG) y Vicepresidente de ANETIF, durante el ciclo de conferencias para conmemorar los 30 años de la Asociación Nacional de Establecimientos TIF (ANETIF), que impulsa a la industria de alimentos cárnicos para que cumpla con los estándares establecidos de sanidad e inocuidad y que responda a las demandas del consumidor nacional e internacional.

El también candidato a la presidencia de la Consejo Nacional Agropecuario, señaló que el sector cárnico y pecuario está siendo duramente golpeado por los constantes incrementos de precios en granos y cereales, las condiciones climáticas adversas, la poca visión para un financiamiento rural adecuado con tasas desfavorables y no competitivas, además de una excesiva tramitología que puede llevar hasta un año, lo que provoca a serias pérdidas al sector.

“Los participantes de la industria agroalimentaria mexicana nos enfrentamos a retos mucho más difíciles de superar, por lo que tenemos que trabajar en conjunto en los temas que nos afectan de manera general y encontrar una solución y aprovechar las enormes posibilidades que tiene México para ser potencia agroalimentaria a nivel mundial”, subrayó Alvaro Ley.

Por su parte, Hugo Fragoso, director de Sanidad Animal, aseguró que para 2013 México será un país de bajo riesgo sanitario, ya que ha logrado ser reconocido por sus esfuerzos en el control de la influenza aviar que le permitieron recuperar procesos de exportaciones en poco tiempo.

Agregó que el hecho de contar con un estricto control sanitario permitió detectar a tiempo el brote de influenza aviar A-H7N3, por lo que al 31 de agosto pasado, el problema está contenido, no existe ningún caso clínico reportado ni se ha detectado el virus en aves de engorda, por lo que se ha iniciado la reconstrucción avícola y pronto habrá de normalizarse el mercado de huevo en el territorio nacional.

En la celebración de los 30 años de ANETIF y 15 de OCETIF, Gabriel Padilla, director de Apoyos y Servicios para la Comercialización Agropecuaria (Aserca), indicó que el Sello TIF continuará su proceso de abarcar más productos y espacios para que la población mexicana en su totalidad pueda obtener productos certificados, por lo que uno de los objetivos durante 2013 será ampliarlo a pequeños comercios.

Destacó que a 60 años de iniciado el Sistema de Inspección Federal se producen más de 200 mil toneladas de productos de carne, huevo y pescado certificados, contando el país con más de 400 plantas TIF. Para el próximo año productos como pescado, leche y miel contarán con este sello, que es sinónimo de confianza para el consumidor.

En alianza con la ANTAD se logró incrementar el reconocimiento del sello TIF entre la población mexicana, pasando del 30 al 70% en los últimos 3 años. Ahora el Sello TIF es exigido para ser proveedor de cárnicos en las tiendas de autoservicio pertenecientes a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (ANTAD) y está presente en más de 300 productos de res, cerdo, pollo, cabrito y embutidos.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *