Gran comida-maridaje en la Posada del Tepozteco

237

Era una antigua casona mexicana familiar construida en la década de 1940, hoy convertida en un bellísimo y acogedor hotel ubicado en las alturas de un pueblo mágico con vista al valle de Tepoztlán, con un panorama esplendoroso de las montañas enigmáticas y las formaciones de un parque nacional que le dan nombre e identidad.

El hotel Posada del Tepozteco –dirigido por Alejandro Camarena y Yuri del Castillo Negrete en la gerencia de relaciones públicas, quienes nos guiaron para conocer al detalle todas sus bondades– tiene 22 habitaciones: master, junior, estándar y familiares, algunas con jacuzzi y terraza, y cuatro salones para juntas ejecutivas y usos múltiples con equipo con la más alta tecnología.

Éstas cuentan con internet inalámbrico, además de que hay alberca climatizada, cancha de paddle, temazcal y servicio de masajes, supervisado y atendido por el médico especialista Carlos Gómez, biblioteca y otros atractivos, entre los que, por supuesto, sobresale el restaurante “El Sibarita”, que posee una propuesta culinaria elaborada para los gustos más refinados.

Una muestra es el mole tepozteco y los platillos regionales e internacionales: huauzontle capeado, enchiladas de pato, camarones al ajillo, lasagna y otras pastas, con una cava que ofrece vasta y selectísima variedad de bebidas nacionales y de otros países, para hacer cualquier acontecimiento algo memorable, trátese de reuniones de negocios o juntas, banquetes para bodas o celebraciones de aniversario.

Yuri del Castillo explicó que la Posada del Tepozteco tiene una organización integral para eventos de todo tipo, de día o de noche, con terrazas, jardines y salones musicalizados hasta para trescientos invitados.

Y en esa mansión, por la que han pasado celebridades políticas, artistas de cine, científicos, intelectuales, familias enteras y otros comensales y huéspedes, tuvo lugar el pasado mes de abril la segunda reunión de “Tesoros de México”, en la que, como en otras ocasiones, participaron chefs y cocineros de diferentes orígenes.

Entre ellos han estado Ricardo Muñoz Zurita, Mónica Patiño y Martha Ortiz Chapa, que vinieron a Tepoztlán el año anterior para celebrar un evento que, en esta ocasión, tuvo a Martha Zepeda Trujillo, propietaria y chef de “Tierra y Cielo” de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, como invitada especial.

Ella estuvo acompañada por Fernando Lagunes, Alberto Gómez y un buen elenco de colegas de los hoteles spa “Hacienda de Cortés” y “San Gabriel de las Palmas”, quienes protagonizaron con nosotros una comida-maridaje que coloca a Morelos en un primerísimo y envidiable lugar dentro de la gastronomía nacional.

“Se trata de descubrir talentos, autores de una cocina tan buena o mejor como cualquiera otra en el mundo”, refirió Martha Zepeda. ”México –dijo– nos necesita juntos, con los compañeros locales utilizando insumos regionales para realizar estas temporadas gastronómicas, mediante iniciativas que den oportunidad a un desarrollo pleno de nuestra actividad profesional, imperativo para nosotros y nuestros invitados”.

“Casa Fernanda”, el “Hostal de la Luz”, “La Buena Vibra”, “Misión del Sur” y, por supuesto, la “Posada del Tepozteco” y otras empresas hoteleras y restauranteras han estado activos en estos eventos, a los que acuden personajes de la gastronomía de otros estados del país.

Para tan señalada ocasión –en nombre de Martha Zepeda Trujillo, Lagunes, Gómez y otros amigos y anfitriones–, Alejandro Camarena y Yuri del Catillo brindaron un menú excelso por decir lo menos, poniendo en actividad una legión de colaboradores que se afanaron bien con sus atenciones y buen trato.

Para esta comida-maridaje, el menú constó de ceviche de pescado con hoja santa y chayote; risotto con huauzontle al estilo morelense; pollo campesino en salsa de té de limón; mole coleto con camarones y plátano macho; y de postre, helado de guanábana con chispas de cacao de Chiapas.

De los vinos y licores se encargaron Albero Kuri, de Ensenada, Baja California; y Mónica Zaldívar Cobo, quienes aportaron el “Venus” rosado “Cava Maciel”, 100% Merlot; el “Surco 2.7” Cabernet Sauvignon; el “Nacimiento Me”, 100% Zinfandel; y el “Textura San Gabriel “, Melchum Chardonay; además de la cerveza artesanal “Guerrera Cósmica” hecha en Tepoztlán para nuestro deleite.

Con más de cien invitados a esa comida inigualable –en la mesa tuvimos la grata presencia de las colegas y amigas Herdis Lüke, Elisa González y América Anguiano–, la Posada del Tepozteco se lució por todo lo alto desde un sitio privilegiado, que cada mañana amanece entre la niebla etérea del místico Tepoztlán con sus maravillas del pasado, sus museos y el monasterio de la Natividad.

Para contactar los servicios de esta espléndida casona y lo que tiene dentro, ubicada en el calle del Paraíso # 3, Barrio de San Miguel, estado de Morelos, basta llamar a los teléfonos 01 739 395 00 10 y al 01 777 101 16 00, o reservar en los correos electrónicos: rp@posadadeltepozteco.com , de Yuri del Castillo, y/o a reserva@posadadeltepozteco.com , para ser atendidos amable y cordialmente en este Edén por todos tan disfrutable y deseado.

Texto: Luis Alberto García

Fotos: Cortesía de Posada del Tepozteco