El Chef Juan Emilio Villaseñor en Cantina Palacio

711

Deliciosa experiencia la del sabor ahumado en el paladar, gracias al cuidado y dedicación del chef Juan Emilio Villaseñor, cuyos platillos se podrán degustar durante todo el mes de agosto bajo el cobijo de Cantina Palacio.

Como todos los meses, la Cantina Palacio de Hierro ofrece un menú especial para que sus comensales puedan seguir probando diferentes cocinas de toda la república mexicana. En esta ocasión, la visita es del chef Juan Emilio Villaseñor, del restaurante La Cocinoteca, ubicado en el Hotel Emilio en León, Guanajuato.

Entre sus magníficos platillos: la Flauta de Cecina de Res rellena de carne tártara; el Aguachile Negro, de papada de cerdo ahumada; la Sopa de Xoconostle o el Fideo con Rabo Ahumado, con adobo de sutil mental, y Cordero Ahumado.

Y como postres, el chef presenta el Dulce de Camote Asado, terso y suave al paladar, delicioso. Y las croquetas de plátano ahumado que, acompañadas de espuma de coco, le dan un toque de intensidad, pero al mismo tiempo de caricia.

Juan Emilio Villaseñor es un cocinero autodidacta que desde los 17 años ha estado en contacto con la cocina y ha desarrollado su pasión por la comida, sobre todo por la parrilla. Desde 1996 se dedicó al catering y fue en 2010 cuando decidió emprender el proyecto La Cocinoteca con el apoyo de su familia.

En 2014, fue nombrado cocinero embajador de la cocina de Guanajuato, por lo que ha viajado como su representante por Asia, Europa y América del Norte y Sur, cocinando en diversos eventos como representante de la gastronomía mexicana y en particular de su estado.

Hoy en día, además de su restaurante, colabora con la Sociedad Mexicana de Parrilleros, participa como instructor de técnicas de cocina de brasa y humo; junto con ellos, ha participado en varios campeonatos mundiales y eventos dentro y fuera del país.

En noviembre de 2018 fue reconocido por Chefsroll como líder de cocinas justas ya que es un gran promotor de la nueva cultura mundial de Fairkitchens. En La Cocinoteca se usan productos locales y la madera es el principal combustible en la cocina.

Una vez más, La Cantina Palacio de Hierro logra traer un menú diverso y diferente para que sus comensales tengan la oportunidad de probar la cocina de este reconocido y gran parrillero mexicano. Simplemente, una experiencia imperdible.