AVE, vino italo-argentino

395

 

Los vinos argentinos AVE fueron los compañeros ideales de una deliciosa comida en la Ciudad de México. Iacopo Di Bugno fue el encargado de ofrecer información de este proyecto vitivinícola de filosofía y estilo italiano, pero desarrollado en Argentina, ni más ni menos que en la zona de Perdriel, Mendoza.

La finca AVE, que ofrece una vista privilegiada de la cordillera mendocina, es el fiel guardián de los interminables viñedos, que lo mismo se visten de verde, de ocre o de blanco en las diferentes temporadas del año, y albergan uvas Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Chardonnay, Merlot y Bonarda.

Así la cata comenzó con un sutil blanco, Torrontés 100 por ciento, de brillante color amarillo con tintes dorados. Para dar paso al provocador Malbec Rosé que casi parecía tinto. No faltó en la mesa el tinto Malbec 100 por ciento. Cada uno de estos vinos mostró su aroma e intensidad.

Fue en 2005 cuando Mario Pardino e Iacopo Di Bugno, dos jóvenes de la toscana italiana le dieron forma a AVE.