Tesoros Humanos Vivos en Veracruz

597

Por preservar e impulsar los saberes y técnicas tradicionales, la ritualista y médica tradicional Alicia Ana Pérez Rivera y el ritualista José Román Teodoro Tlaxcaltecatl Quiahua fueron reconocidos como Tesoros Humanos Vivos.

El Parque Juan Moctezuma y Cortés, ubicado en Zongolica, Veracruz, fue el escenario de la entrega de este reconocimiento otorgado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través de la Dirección General de Culturas Populares.

El municipio de Zongolica, Veracruz, fue elegido para cerrar el programa Galas Identitarias, Fiesta de las Culturas Vivas, el cual incluyó gira por Zinacantán, Chiapas; Tancanhuitz, San Luis Potosí; Marquelia, Guerrero, y Uruapan, Michoacán.

Esta última jornada fue inaugurada por Rodolfo Rodríguez Castañeda, director del Museo Nacional de Culturas Populares; Ricardo Macuixtle García, presidente municipal de Zongolica, Veracruz; en representación de los creadores locales, Manuela Pérez Rivera y Clara Luz Prieto, subdelegada de Desarrollo Comunitario y Participación Social de la Secretaría de Desarrollo Social.

Ricardo Macuixtle detalló que el programa Galas Identitarias, Fiesta de las Culturas Vivas es un encuentro que ayudará a fortalecer la dignidad identitaria de las comunidades de Zongolica a través del reconocimiento de sus tradiciones, «para no perder la herencia que nos han dejado nuestros ancestros».

El programa de la última jornada de Galas Identitarias, Fiesta de las Culturas Vivas inició con el ritual Xochitlalis (Ofrenda de flores), «el cual consiste en iniciar actividades dando gracias a Dios y a la Madre Tierra, porque de ahí nos formó Dios y por eso debemos verla con respeto y veneración», destacó Alicia Ana Pérez Rivera, encargada del ritual y más tarde reconocida como Tesoro Humano Vivo.

Sahumerio, rosas deshidratadas y posteriormente deshechas, margaritas enrolladas, una cruz de madera forrada con flores que simbolizan la presencia de Dios, velas «para alumbrar a la Madre Tierra», café servido en pequeñas tazas y agua, fueron algunos de los elementos que integraron este ritual con el que se dio la bienvenida al público a Zongolica.

Detrás del ritual inició el reconocimiento a los Tesoros Humanos Vivos: José Román Teodoro Tlaxcaltecatl Quiahua, quien fue reconocido por ser un tetahchi, es decir, un anciano sabio depositario de la tradición, conocedor del ritual para mantener el equilibrio hombre/naturaleza; por ser poseedor de un discurso mediador entre lo divino y lo profano, y por ser el encargado de celebrar el ritual del Anawiltonalli (carnaval) y todos los rituales del calendario festivo tradicional de Zongolica, donde él es el guía espiritual.

Alicia Ana Pérez Rivera fue reconocida como Tesoro Humano Vivo por sus conocimientos para hacer tés, preparar ungüentos, jabones y jarabes. Asimismo, por aprender las especialidades de sobadora, talladora, partera empírica, limpiadora, curadora de empacho, susto, mal de espíritu, quebranto, caída de mollera, control prenatal y preparar a las mujeres para el parto.

Además, por fundar e impulsar la Organización de Médicos Tradicionales desde hace 19 años y porque actualmente atiende a los pacientes que acuden a ella en la cabecera municipal de Zongolica.

Al recibir su reconocimiento, también de manos de Rodolfo Rodríguez Castañeda,  Alicia Ana se mostró sorprendida por el reconocimiento,  agradeció y felicitó a todas las personas, porque dijo demuestran su interés por conocer y difundir las tradiciones del municipio de Zongolica.

«Y, por eso, por favor les suplico mucho que rasquen, que pregunten, busquen una respuesta de las cosas y también les pido que no dejen que las tradiciones se pierdan porque son nuestras y por ellas nos debemos sentir orgullosos».




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *