Picnic literario en el Cenart

741

Las áreas verdes del Centro Nacional de las Artes se vistieron de manteles y libros, para festejar el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil con un “picnic literario” donde niñas, niños y sus papás, pudieron disfrutar de un festín de letras.

A Iniciativa de IBBY México/A leer y con apoyo de diversas instancias del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) se instalaron manteles y canastas con libros infantiles, en diversos formatos e idiomas, a fin de que los asistentes pasaran un día de campo literario.

Narraciones orales, cuenta-cuentos y talleres, fueron parte de las actividades para celebrar al Libro Infantil y Juvenil que, desde 1967, se conmemora el 2 de abril, fecha cercana al nacimiento del escritor Hans Christian Andersen.

El objetivo del festejo fue brindar un acercamiento lúdico a las letras y, de acuerdo a Azucena Galindo, directora de IBBY México, facilitar el derecho de acceder a la palabra escrita, ya que la literatura y la lectura, son una experiencia incluyente.

Por ello, en las 10 estaciones de picnic, los asistentes podían acercarse a libros infantiles con variadas propuestas y en diversas lenguas, e incluso se contó con intérpretes en Lengua de Señas Mexicana, para que todos pudieran disfrutar de la lectura y así visibilizar la diversidad.

Marina Núñez, de la Dirección General de Publicaciones, aplaudió la realización de esta novedosa iniciativa, ya que, dijo, hay que dinamizar este tipo de celebraciones, toda vez que al libro “se le celebra leyéndolo e incitando a otras personas a leer”.

Por su parte, la escritora de  libros infantiles Verónica Murguía, recordó que los libros para niños son diferentes al resto de los libros, ya que los destinados al público infantil son una obra total, que incluye ilustraciones y pensamientos que engloban todo, pues son para entretener, para divertir, para alentar, para mostrar, pero de una manera más incluyente.

A nombre de los escritores de libros infantiles, destacó que leer un libro bajo un árbol es, desde el siglo V a. C. una de las ocupaciones más agradables para la humanidad y que todo el mundo ha leído un libro a la sombra de un árbol.

Además de disponer de libros infantiles en las canastas que se encontraban en manteles de colores a lo largo de las Áreas Verdes del Cenart, los asistentes disfrutaron de lecturas en voz alta no sólo en español, sino también en otros idiomas, como son el alemán y el japonés.

Cabe señalar que IBBY México cuenta con la biblioteca infantil y juvenil más grande del país, la cual está abierta a todos los interesados en acercarse a este tipo de literatura en Goya 54, cerca del Metro Mixcoac.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *