Olive Garden

861

El 4 de diciembre fue inaugurado el restaurante Olive Garden, en Paseo de la Reforma, su segunda sucursal en la Ciudad de México, representando sin duda el éxito de un gran proyecto que conllevará la apertura de 25 restaurantes de la marca en los próximos 5 años.

Desde su llegada a nuestro país, en julio de este año, Olive Garden ubicado en el Centro Comercial Paseo Interlomas, ha permanecido en el gusto de sus invitados, gracias a la genuina experiencia de comida italiana, donde la hospitalidad, el excelente servicio y la calidad de su gastronomía son el sello que lo han convertido en uno de los favoritos de los comensales.

Para la marca, Italia es la fuente de inspiración de todo lo que se hace en sus restaurantes, desde los ingredientes que utiliza hasta su galardonada lista de vinos. Lo que más inspira es la calidez y la hospitalidad del pueblo italiano, así como el lugar preponderante que ocupa la familia en dicha cultura.

Partiendo de este concepto, Olive Garden fundó el Instituto Culinario en la región de la Toscana, Italia, en donde año con año los top chefs de cada restaurante viven y extraen la esencia de la cultura mediterránea, para así permear los platillos con sus sabores, creando una genuina experiencia italiana, en México y el mundo.

“Estamos muy contentos de la gran aceptación que ha tenido Olive Garden, por parte del comensal mexicano, y estamos seguros que este segundo restaurante, ubicado en el corazón de la ciudad,  será bien recibido por muchos», comentó Francisco Rebolledo Zerpa, Gerente Grouper de Mercadotecnia.

La oferta culinaria de Olive Garden, se caracteriza por su variedad y generosidad. La clásica opción de Pane+Zuppa+Insalata en repeticiones ilimitadas, o el Giro d´Italia son ejemplos claros. Su amplio menú cuenta con maravillosas entradas como la Lasagna Fritta, la Focaccia di Pollo alla Grilla o platillos tradicionales como el Fettuccini Alfredo.

Para cerrar con broche de oro, también ofrece deliciosos postres, como el Zeppoli, hecho con suaves y deliciosas donas tradicionales italianas, espolvoreadas en azúcar glass y acompañadas por una exquisita salsa de chocolate.

La calidez en su arquitectura, enmarcada por una decoración al más puro estilo de las antiguas villas italianas, de la Toscana, en conjunto con la refrescante tradición de su maridaje, gastronomía y excelente servicio, hacen de Olive Garden, un lugar único e inigualable.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *