Los 10 esenciales para la mejor parrillada ¡Trivia Weber!

1594

En esta entrega les voy a compartir algunos puntos esenciales para comenzar una parrillada en casa, con la familia o los amigos. Comencemos a fuego directo el tema.

Líquidos para encender el carbón: Nunca. Lo primero que debemos considerar antes de iniciar el asado, es conocer cómo encender nuestro carbón. Aquí empiezan las confusiones. No hay razón alguna para usar algún líquido, gel o químico para encender nuestro carbón. Estoy seguro que a nadie le gusta que su pedazo de T-bone tenga sabor a petróleo. Todo químico contamina los alimentos. Yo recomiendo utilizar encendedores de carbón, porque son mucho más limpios y efectivos.

Precalienta tu asador. En el mercado mexicano existen algunas variedades de asadores. Los más comunes son los que se utilizan al aire libre, sin tapa, pero yo soy fanático de los Weber, porque el calor se aprovecha en todo momento al tener diseños con tapa. Debemos precalentar nuestro asador con la tapa cerrada por un periodo de 10 a 15 minutos, esta acción dejará al punto la parrilla. Con todo el carbón a punto de brazas o todos los asadores de gas prendidos en alto, la temperatura deberá alcanzar los 500 ˚F. A su vez el calor aflojará cualquier residuo de comida que se haya quedado de la última vez, haciéndolo más fácil de limpiar con el cepillo de alambre que tenemos.

Una parrilla caliente es esencial para sellar la comida correctamente. Previo a la cocción de la carne, es necesario sellarla, lo que nos permitirá disfrutar mejor de su sabor. Se deberá formar una costra fina en todo su entorno, para evitar que los jugos se salgan durante el proceso de cocción.

Mantén tu asador limpio. Cuando pequeños trozos de alimento se quedan pegados en la parrilla de nuestro asador, y la rejilla está caliente, deberás aprovechar este calor para iniciar el procedimiento de limpieza, que es muy sencillo: toma tu cepillo de alambre y límpiala. Este procedimiento no es sólo para mantener la parrilla limpia, sino que también evita que la comida se pegue.

Aceita tu comida, no la parrilla. El aceite previene que tu carne o vegetales se peguen, además de agregar sabor y dejar la comida jugosa. Barnizar ligeramente o rocía la comida con aceite funciona mejor que barnizar la parrilla. Esto también evitará el desperdicio de aceite al tiempo que previenes algún accidente.

Aprende a usar el fuego directo. Cuando éste se halla justo debajo de la comida, se dice que está en directo. Este caso se recomienda para cortes suaves y/o relativamente jugosos, cuyo cocinado no superará los 20 minutos. Del otro lado tenemos el fuego indirecto, cuando el fuego está en cada lado de la comida. Es recomendable para cortes más duros o grandes, con duración de cocción superior a los 20 minutos.

Cierra el asador. La tapa del asador debe permanecer cerrada por cuatro simples razones: mantiene la parrilla lo suficientemente caliente para sellar la comida; agiliza el tiempo de cocción y previene que la comida se seque; atrapa los humos que se forman cuando la grasa y jugos se evaporan, lo que provocará un mejor sabor, y previene los flamazos por exceso de grasa, al verse limitado el oxígeno.

La caramelización. Para lograr una explosión de sabores más intenso en tu asador Weber es necesario usar el nivel correcto de calor y resistir la tentación de voltear una y otra vez el alimento. La paciencia es fundamental para lograr el “efecto caramelo”. Aprende como regla que tu asado se voltea una sola vez, y sólo una.

Dominar al fuego. Siempre existe la posibilidad de que se presenten llamaradas, y esto es bueno porque sellan la superficie de lo que estás cocinando. En caso de que se salga de control, lo mejor es apartar el alimento del fuego directo hasta que se calme el fuego, luego regrésalo. Si no cuentas con espacio suficiente para fuego indirecto, cierra el asador y la ventila superior por alrededor de 10 a 15 segundos, esto ahogará la llama.

Temperatura y tiempo. La mayor parte de las recetas se han llevado a cabo en una temperatura promedio de 21˚C, a una moderada altura sobre el nivel del mar; pero, si has decidido cocinar en un clima más frío y a una altura mayor, el tiempo de cocción será superior. Si hay viento fuerte, la temperatura del asador de gas bajará y la del equipo de carbón subirá.

Finalmente, te recuerdo que cocinar en un asador es tanto una ciencia como un arte, disfruta tu asado, pero nunca pierdas de vista ambos aspectos.

Fundada en Chicago en 1952, la marca de asadores #1 en el mundo surgió a partir de la idea George Stephen, a quien se le ocurrió cortar una boya marina a la mitad para hacer una cámara de calor y así crear el fundamento básico de un asador Weber: “con la tapa puesta sabe mejor”.

Trivia

Weber tiene dos espectaculares regalos para ti en estas fiestas de Año Nuevo y Día de Reyes: 1. Asador portátil y 2. Set de cucharas para cocinar en wok, un guante para asar, un delantal y un recetario (en inglés). Sé de los primeros en envíar tus respuestas correctas a redaccion@4vientos.mx antes del 5 de enero. Válido en Ciudad de México y área metropolitana.

  1. ¿Quién es el fundador de la marca Weber?
  2. ¿Por qué se debe mantener cerrada la tapa de asador Weber?
  3. ¿Cuál es la recomendación para sellar correctamente la comida?

Autor: Felipe Salcedo, apasionado del asado. Actualmente es Weber Grill Specialist, hace recetas e imparte cursos y talleres.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *