Gran Premio de Arte Popular 2015

350

El 19 de marzo, en el marco del Día del Artesano, se llevó a cabo la ceremonia de premiación del concurso “Gran Premio Nacional de Arte Popular 2015” que, en colaboración con Fonart, organizan Fomento Cultural Banamex, A.C., Fundación Roberto Hernández Ramírez y Fundación Alfredo Harp Helú.

La ceremonia estuvo presidida por Rosario Robles Berlanga, Secretaria de Desarrollo Social; Liliana Romero Medina, directora de Fonart; Cándida Fernández de Calderón, directora general de Fomento Cultural Banamex; Juana Cuevas de Meade y Andrés Albo Márquez, director de Compromiso Social Banamex; el Artesano Alfonso Ponce Monroy, ganador del Galardón Presidencial, y el Artesano Arnulfo Vázquez Rodríguez, Ganador del Primer Galardón Nacional.

Este concurso convoca a los artesanos de todas las regiones del país que producen piezas artesanales de alfarería y cerámica, textiles en lana y algodón tejidos en telar de cintura o pedal, bordados, trajes tradicionales, fibras vegetales duras y semiduras, metalistería, maque y laca, talla en madera, pintura popular, muebles y accesorios, vidrio, cantería y lapidaría, juguetería, instrumentos musicales, cerería, papel y cartonería, miniatura, talabartería, materiales diversos, máscara y piezas teñidas con tintes naturales.

En este año participaron mil 600 piezas de artesanos de 26 estados como son: Aguascalientes, Campeche, Colima, Chiapas, Chihuahua, Distrito Federal, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Se premiaron las obras que mostraron la mayor excelencia y que bien nos recuerda  el compromiso que tenemos como mexicanos para proteger y conservar el testimonio que nos regalan las majestuosas artesanías como una memoria histórica de los pueblos de México.

El “Galardón Presidencial” se otorgó al Artesano Alfonso Ponce Monroy cuyo premio fue de 125 mil pesos, quien presentó una obra ensamblada, entablerada y tallada en madera de cedro que retoma las técnicas de ebanistería tradicional y la estética de los artesones coloniales michoacanos. Un biombo que se destaca por el impecable trazo geométrico y la cuidada manufactura, ayudada por la selección de madera resistente, pero blanda, que permitió labrar entrelazadamente infinidad de formas en bajo relieve. La mano del tallador miniaturista se inspiró en lo más tradicional de los muebles de la región de Cuanajo y Pátzcuaro, Michoacán, que a su vez recibieron influencia de la obra española y mudéjar de los artesones y alfarjes de la arquitectura colonial de la Meseta Purépecha.

De ahí se derivan los demás premios del concurso: al Primer Galardón Nacional se otorgó un premio de 90 mil pesos; al Segundo Galardón Nacional, un premio de 75 mil pesos; al Tercer Galardón Nacional, de 65 mil pesos. A la Mejor Pieza con Aplicación de Tintes Naturales, un premio de 35 mil pesos y a la Mejor Pieza de Rescate fue de 35 mil pesos. Para cada una de las 19 ramas artesanales convocadas se entregaron tres premios: el Primer lugar recibe un reconocimiento de 25 mil pesos, el Segundo 20 mil pesos y el Tercer lugar 17mil pesos.

Estos Premios Nacionales de Artesanías han sido una fuente de inspiración para la constante renovación entre los artistas populares, para continuar creando obras con diseños excepcionales que reflejan la diversidad y riqueza cultural de las regiones que abarca todo el territorio nacional, y han sido también promotores de nuevas tendencias artísticas en el arte popular mexicano.