Fiesta de la Vendimia en Querétaro

890

Del 9 al 11 de agosto se llevará cabo la “Fiesta de la Vendimia” en Cavas Freixenet México, en el estado de Querétaro. Esta celebración tendrá lugar en las plantaciones de esta importante casa vitivinícola ubicada en la Finca Doña Dolores, en el municipio de Ezequiel Montes, a sólo 10 minutos de Peña de Bernal.

Además, en un ambiente familiar, Freixenet festejará su XV Aniversario de la Vendimia, el cual comenzará a las 11 de la mañana y se extenderá hasta las 4 de la tarde para que el público de todas las edades pueda realizar el ya tradicional corte y pisado de la uva, así como brindar por las cosechas venideras en una experiencia entretenida y emotiva.

Cabe destacar que cada año, Bodegas Freixenet México, catalogada como una de las más importantes en el continente americano, no sólo se distingue por llevar a cabo una de las fiestas más animadas y originales dentro del llamado mediterráneo queretano, sino también por poseer un oasis de tierras fértiles para la siembra, elaboración, envasado y etiquetado de vinos espumosos a través del método champenoise.

De esta manera, los asistentes a esta fiesta dedicada al dios Baco tendrán oportunidad de degustar vinos mexicanos e importados de la mejor calidad, todos producidos bajo el sello de esta casa de tradición española y cuyas marcas: Vivante, Viña Doña Dolores Tranquilos, Petillant, Sala Vivé y Viña Doña Dolores Espumosos han sido premiados a nivel internacional.

En estas tierras se producen uvas Ugni Blanc y Macabeo, pero por la zona geoclimática también se dan las Chenin Blanc, Sant Emilion y Malbec en mínima proporción, de las cuales se obtiene el 30 por ciento de la producción de vid, el resto proviene de otras regiones del Bajío como Aguascalientes, Zacatecas y Guanajuato.

La finca Freixenet es conocida por ofrecer a sus visitantes un recorrido guiado por sus cavas construidas a 25 metros de profundidad, donde los cambios de temperatura favorecen la crianza de los vinos en reposo. De hecho, se sitúan en lo que parecieran alargados laberintos subterráneos, abovedados y bajo una tenue luz donde se advierte rápidamente ese aroma peculiar que desprenden las barricas.

Sin duda, una experiencia única para quienes aman la tierra mexicana, el cultivo de la vid, el turismo y la buena vida.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *