El valor de las mujeres

631

Intel, Daimler y Avon, empresas con fuerte compromiso social, han unido esfuerzos para crear el Foro “La fuerza está en ellas”, un espacio que busca fortalecer el rol que diariamente ejercen millones de mujeres para lograr sus objetivos, esto a través del empoderamiento.

El Foro “La fuerza está en ellas” contó con la presencia de expertos en la promoción de la equidad de género, quienes dieron una visión sobre el impacto socioeconómico que actualmente ejercen las mujeres en México y otras regiones de América Latina.

En el marco de este Foro se presentó y discutió el contenido de “Girl Rising”, filme de corte social que lleva al espectador a conocer la vida de nueve niñas de nueve diferentes países alrededor del mundo, quienes luchan contra distintas adversidades, con el simple objetivo de cumplir su sueño: ir a la escuela.

Durante 40 años Intel ha creado herramientas y la tecnología para la innovación y ha invertido más de mil millones de dólares durante la última década para mejorar la educación a nivel mundial.

Daimler es una empresa con un arraigado sentido social, y prueba de ello que sólo en 2012, empleó 58 millones de euros en el desarrollo de proyectos de beneficio social alrededor del mundo, incluyendo voluntariado, fondeo a través de fundaciones, proyectos de ciudadanía corporativa propios de la empresa, donaciones y patrocinios de causas comunitarias; en todos ellos, promoviendo el rol de la mujer como uno de los principales ejes de actuación. El compromiso de la compañía abarca un gran espectro de actividades responsables, que colocan  Daimler como un buen ciudadano corporativo en los países donde opera.

Por su parte, Avon ha luchado incansablemente a nivel global por combatir la violencia de género, así como por fomentar la igualdad de la mujer, la cual queda manifiesta en su programa Alza la Voz contra la Violencia Doméstica y su modelo de negocio, proporcionando a sus Representantes la oportunidad de lograr su independencia económica. Asimismo, desde 2004, ha donado más de 50 millones de dólares a la causa en más de 50 países.

“La unión entre empresas reafirma la voluntad conjunta por combatir este terrible mal; en donde es normal vivir una vida libre sin violencia, donde las mujeres pueden levantar la voz y decir nunca más, tomando las riendas de sus vidas como empresarias, como mujeres independientes dueñas de su vida”, comentó Nelly Arellano, gerente  de Talento de Avon del Norte de Latinoamérica.

“La suma de esfuerzos, como el que hemos hecho hoy con Avon y Daimler para diseñar un futuro mejor es un acierto para lograr efectos positivos en nuestra sociedad, la cual debe basarse en el respeto, la igualdad y por supuesto en la difusión de valores”, aseguró Antonio Sánchez, director Asuntos Corporativos de Intel México.

“Un buen balance entre vida personal y el día a día en el trabajo es el mejor soporte para el buen funcionamiento de cualquier empresa. En Daimler estamos especialmente interesados en ofrecer todo lo necesario para que nuestra gente pueda combinar de manera armónica estos aspectos, con el fin de generar el ambiente ideal de respeto, desarrollo integral de las personas y por supuesto, productividad. Las mujeres requieren de estos esquemas de manera particular, pues sus roles dentro de su vida personal y familiar implican tiempo, dedicación y mucho esfuerzo; es por eso que los programas de work-life balance son un aspecto clave en la gestión del empoderamiento para mujeres en nuestra compañía”, puntualizó José Ángel Gutiérrez, director de Recursos Humanos de Daimler Trucks México.

La equidad de género es un tema que en México tiene mucho camino por recorrer. Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), actualmente cuatro de cada 10 mexicanas de más de 14 años forman parte de la Población Económicamente Activa (PEA), sin embargo sólo el 45% de ellas cuenta con un empleo.

La historia en general para América Latina y el Caribe no cambia mucho, según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el desempleo femenino hoy en día es de 8.2%, mientras que el masculino sólo es de 4.4%.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *