Cómo preparar un buen café ¡Trivia Nescafé!

8006

Preparar un buen café va más allá de servir café soluble en agua caliente, o verter café de grano en una cafetera. Para preparar una deliciosa taza de café es importante considerar las siguientes recomendaciones, proporcionadas por la nurtióloga mexicana Marybel Yáñez.

Agua y café

La relación entre la cantidad de agua por cada 500 gramos de café molido utilizado, determinará la densidad de la bebida y la capacidad para degustarlo. Es importante señalar que por cada 150 ml de agua, se deben agregar 2 gramos de café soluble, o bien, por cada taza de agua debe agregarse 1 cucharadita de café soluble.

Molido
Cada método de preparación del café requiere un molido distinto. Por lo general, cuanto menor sea el tiempo en que el café tenga contacto con el agua, más fino deberá ser el molido. Por ejemplo, para una cafetera de Expresso, el molido tiene que ser muy fino, porque el tiempo de preparación dura sólo de 19 a 23 segundos. Por otro lado, para una Prensa Francesa se necesita un molido mucho más grueso, ya que el agua y el café permanecen en contacto durante 4 minutos.

Agua

Una taza de café está formada por 98% de agua. Por eso el agua que se utilice debe ser pura o filtrada. El agua hervida hasta antes del punto de ebullición (de 90° a 96° C), es perfecta para extraerle al café todo su sabor. Si el agua no está lo suficientemente caliente, no podrá darse el mismo resultado.

Frescura

El café es un producto fresco y su aroma es afectado por el oxígeno, la luz, el calor y la humedad. Para mantenerlo fresco, es necesario consérvalo dentro de un envase hermético y a temperatura ambiente, así el café, que es fuente natural de antioxidantes, conservará sus beneficios nutricionales.

Los antioxidantes se encuentran de forma natural en el organismo humano, pero con la edad se van dejando de producir por lo que sus efectos benéficos disminuyen. Éstos tienen la capacidad de retardar, prevenir o contrarrestar los efectos nocivos de la presencia en exceso de los radicales libres, generados por agentes agresores de nuestro ambiente y que participan en la génesis de enfermedades crónicas ligadas al envejecimiento celular.

De ahí la importancia del consumo de alimentos y bebidas que contengan antioxidantes como las frutas, los vegetales, los cereales y las bebidas como el café, el cual, es una importante fuente de antioxidantes que son absorbidos fácilmente por el cuerpo.

Para un buen café

  • El agua con la que se preparé el café, se debe calentar en el momento.
  • Calcular la cantidad de café según las tazas a preparar.
  • Conservar el café en un recipiente hermético y utilizarlo no más de 1 mes, sus propiedades son mayores en cuanto más fresco esté.
  • Tomar 3 a 4 tazas al día, para obtener sus beneficios.

Trivia

Nescafé te invita a disfrutar un buen café en esta Navidad. Tenemos 5 kits. Envía tus respuestas correctas a redaccion@4vientos.mx antes del 11 de diciembre. Válido en Ciudad de México y área metropolitana.

  1. ¿Qué se debe hacer para mantener fresco el café?
  2. ¿Cuál es la temperatura ideal para preparar un café?
  3. ¿Qué relación hay entre los antioxidantes y el café?



Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *