Cero muertes maternas en América Latina

678

La (OPS) y lanzaron la campaña Cero Muertes Maternas, con el fin de movilizar a la región de las Américas para reducir las muertes maternas por hemorragia posparto, una de las principales en el mundo.

Los países de la región han reducido considerablemente las muertes maternas desde 1990, pero aún más de 5 mil 500 mujeres mueren cada año por complicaciones del embarazo y el parto, la mayoría de las cuales se pueden evitar. Una de cada cinco de estas muertes ocurre por hemorragia posparto.

“Ninguna mujer debería morir por causas que podemos prevenir, controlar o tratar. Evitar estas muertes es una cuestión de justicia social”, afirmó el doctor Cuauhtémoc Ruiz Matus, director interino del Departamento de Familia, Género y Curso de Vida de la OPS. La ocurrencia de la mayoría de estos fallecimientos está relacionada con la pobreza y la marginación.

El nombre de la iniciativa hace referencia a la meta ambiciosa de reducir a cero las muertes maternas evitables, lo cual podría lograrse con una atención oportuna, respetuosa y de calidad al embarazo y al parto, y acceso a la atención obstétrica de emergencia.

Para hacer frente a este problema, la OPS puso en marcha la iniciativa en países como Bolivia, Guatemala, Haití, Perú y la República Dominicana, donde las muertes por esta causa son más elevadas.

Ahora, Lila Downs se une al proyecto y será su vocera oficial. “Me uno a esta campaña para que las mujeres puedan dar a luz de manera saludable, y para que más niños crezcan en la presencia y con el amor de sus madres. La sensibilización y educación pueden salvar la vida de miles de madres cada año de muertes innecesarias debido a complicaciones durante el embarazo o el parto”.

Asimismo, participó el director del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de México, Ricardo García Cavazos, quien hizo referencia en los avances de México en la reducción de muertes maternas.

Durante la presentación de la campaña, que tuvo lugar en la sede de lass Naciones Unidas en México, Downs y Ruiz hablaron de la importancia de movilizar a gobiernos, equipos de salud, sociedad civil, familias y comunidades.

“Todos debemos hacer más esfuerzos para acercar la salud a las mujeres y abordar factores determinantes que están por fuera del sistema de salud, ya sea en las condiciones de vida, la comunidad, la cultura, la educación o el transporte. Necesitamos de todos para salvar vidas”, dijo Ruiz.

La iniciativa se enfoca en promover los controles del embarazo y el parto humanizado, mejorar la calidad de la atención a través de capacitaciones en el manejo de la emergencia obstétrica, facilitar medios para el traslado de las pacientes con complicaciones y asegurar la disponibilidad de sangre segura.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *