Centenario del natalicio de Efraín Huerta

848

“Efraín Huerta se distinguió por su sana conciencia lírica, por su apasionado interés por la redención del hombre y el destino de las naciones que buscan en su organización nuevas normas de vida y de justicia”, afirmó la senadora Blanca Alcalá Ruiz, presidenta de la Comisión de Cultura de la Cámara de Senadores.

Durante la presentación del libro El Gran Cocodrilo en treinta poemínimos y en el marco de la conmemoración del centenario del  natalicio del poeta Efraín Huerta, la también legisladora por Puebla agregó que el amor y la soledad, la vida y la muerte, la rebeldía contra la injusticia, su lucha contra la discriminación racial, la política y la ciudad de México, son los temas más frecuentes de su poesía.

Considerado uno de los poetas más importantes del siglo XX en América Latina, con un gran manejo del arte poético, aunado a su vitalidad expresiva, dejó una profunda huella en su generación. Los expertos lo calificaron como un poeta de ruptura; y él se consideraba a sí mismo como «orgullosamente marginado, el proscrito», autor comprometido, como todo artista auténtico, con su propia conciencia”, puntualizó la presidenta de la Comisión de Cultura.

Al referirse a la obra  de Efraín Huerta, Alcalá Ruiz, aseguró  que el libro El Gran Cocodrilo en treinta poemínimos es expresión de una obra que, con inteligencia y humor, captura diferentes aspectos del entorno y con destreza e ironía lo transmite al lector en forma de poemas cortos.

El presidente del Consejo Editorial del Senado y del Espacio de Fomento a la Lectura, senador Zoé Robledo Aburto, mencionó que el escritor se apuntó como hacedor de textos rebeldes a partir de un serio ordenamiento de las palabras. “Hay que tener cuidado cuando se lee a Efraín Huerta porque es un creador poéticamente incorrecto”.

Socorro Venegas, subgerente de obras para niños y jóvenes del Fondo de Cultura Económica, recordó que Huerta fue el creador y mejor expositor de los poemínimos, que son pequeños versos en los que con mucho ingenio capturaba pensamientos con mucho sentido del humor e ironía, los cuales fueron reunidos en la obra que se presentó este día.

En la presentación de El Gran Cocodrilo en treinta poemínimos, llevada a cabo en el Salón de Comparecencias del Senado de la República, también participaron David Huerta, hijo del homenajeado; Socorro Venegas, subgerente de libros del FCE; el senador Zoé Robledo, presidente de la Comisión de Biblioteca y Asuntos Editoriales del Senado y Dr. Alderete, ilustrador del citado  libro.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *