Zócalo Central, historia y modernidad

1314

El Hotel Zócalo Central es una joya arquitectónica que se alberga en un edificio construido en 1890, el cual revive la época colonial y se localiza justo en el Centro Histórico de la Ciudad de México, por lo que es el lugar ideal  para hospedarse.

Este hotel no sólo se distingue por la belleza de su construcción, donde la historia y la modernidad se fusionan, sino también por la filosofía de servicio centrada en brindar una atención personalizada a cada huésped.

En este oasis de paz, los huéspedes se sienten mimados en todo momento, el servicio que ofrece el personal cumple con los más altos estándares; su objetivo es sin duda brindar a los viajeros una grata experiencia.

Los detalles 100% mexicanos, como los son los coloridos alebrijes (seres imaginarios creados a partir de una combinación entre varios animales reales o fantásticos),  piezas de cerámica de talavera o peculiares objetos antiguos que recuerdan los inicios del siglo pasado, dan un toque único a los andadores y habitaciones, y nos hacen recordar la riqueza cultural de nuestro México.

Algunos de los servicios que se ofrecen son: área lounge con agua y fruta en cortesía en cada piso de habitaciones, servicio de “Turn down” o cortesía nocturna en todas los cuartos, Servicio a la habitación las 24 horas,  y uso de iPads en el “Café Central”, sin costo.

Hotel Zócalo Central cuenta con 105 habitaciones de estilo contemporáneo, con techos altos, suelos de madera, y todas las comodidades para tener una estancia placentera como lo son el servicio gratuito de internet Wi-Fi de alta velocidad, aire acondicionado,  pantalla de plasma, ventanas con aislamiento acústico, menú de almohadas, servicio a la habitación disponible las 24 horas, caja de seguridad, entre otras amenidades. Además el huésped tendrá botellas de agua en cortesía, sin límite

El restaurante-terraza, “El Balcón del Zócalo”, ofrece no sólo comida mexicana, sino la posibilidad de contemplar la majestuosidad de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, el Palacio Nacional y los diversos íconos arquitectónicos que forman parte de la historia de este destino.