Nantli y los glampings en México

176

Para ofrecer alternativas de hospedaje con personalidad única, actividades para recordar por siempre y altos estándares de calidad surge Nantli Living, la primera operadora de glampings en México y la primera empresa mexicana afiliada a la American Glamping Association (AGA).

Con propiedades en Tlaxcala, Guanajuato y Tamaulipas, la empresa crea experiencias completas que se pueden reservar desde cualquier plataforma con atención personalizada a través de su portal web y redes sociales.

“Nuestros glampings permiten una reconexión con la naturaleza y también un acercamiento a la cultura y la historia del sitio al que pertenecen”, explica Gabriela López, directora de operaciones de Nantli Living.

Con solo ponerse en contacto, el viajero reservará no solo noches de hospedaje en glampings de diseño vanguardista, también podrá elegir las actividades que desea hacer durante su estancia: baño de temazcal, cena romántica para dos o recorridos para conocer la flora y fauna de la región.

A través de inteligencia de negocios, un proceso de comercialización omnicanal y el uso de tecnología, Nantli asegura operaciones estandarizadas y de alta calidad.

«La mezcla de estas capacidades nos permitirá tener un crecimiento exponencial y controlado para cumplir con nuestra promesa: proveer glampings que ofrecen experiencias de hospedaje con personalidad y actividades únicas», agrega Miguel Huerta, director general de Nantli Living.

Actualmente se cuenta con cuatro propiedades, tres en el centro y una en el norte del país. Cada una presume experiencias exclusivas:

Glamping Amate. Ubicado en el Pueblo Mágico de Huamantla, a menos de dos horas de la Ciudad de México, este alojamiento es el primer hotel burbuja en el centro del país. Cuenta con tres burbujas inflables que prometen las noches más coloridas para conocer el cielo estrellado de Tlaxcala.

Glamping Octli. Ocho tiendas tipo safari que permiten descansar en un campo magueyal frente al mágico santuario de Nanacamilpa, Tlaxcala, habitado por luciérnagas y hongos. Degustaciones de comida prehispánica, talleres de apicultura y tours de recolección de hongos aguardan por el viajero en este paraje.

Nómada Camp. A escasos 20 minutos del centro de San Miguel de Allende se localiza este hospedaje que muestra la belleza natural que rodea a esta ciudad Patrimonio de la Humanidad. Visitas a la capilla inundada o baños de temazcal o en pozas de agua termal son parte de su menú. Y, con suerte, el amanecer se decora con globos aerostáticos.

El Tinieblo. Entre Matamoros y Ciudad Victoria, Tamaulipas, este glamping está asentado dentro de un rancho productor de mezcal, en el que se puede disfrutar del frescor de su piscina, degustar mezcal artesanal o participar en un safari fotográfico para avistar la fauna exótica que habita este lugar.

A estos glampings parte de la familia Nantli Living se integrarán pronto dos más, uno ubicado en la Huasteca de Nuevo León, a escasos 20 minutos de Monterrey, y otro en el Pueblo Mágico de Parras, Coahuila.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *