Mazatlán, zona dorada

904


Un atardecer deslumbrante deslumbrante que irradia la belleza de sus playas, es el paisaje perfecto con el que Mazatlán recibe a los más de 600 huéspedes internacionales del crucero Regatta.

La aventura de  este crucero de lujo inicia en las costas de San Francisco, para recorrer el océano pacífico, atravesar el canal de Panamá y en su travesía de 18 días concluir en las costas de Florida.

En una de las escalas, Mazatlán recibe a los invitados con una gama de servicios exclusivos que sin duda alguna conquistaran al más exigente. Los viajeros premium disfrutaran de una cálida y magnífica experiencia durante su estadía en el Puerto.

Golf, spas, gastronomía, hoteles boutique, calidez y calidad en los servicios son el valor agregado que diferencia a Mazatlán de otros de destinos. La Zona Dorada, sitio que concentra los productos turísticos de mejor nivel, hace de Mazatlán un lugar lleno de confort y modernidad, donde los viajeros podrán refugiarse en uno de sus hoteles de lujo para descansar.

México es el país con mayor número de Spas en el mundo, y Mazatlán no es la excepción, los huéspedes tienen a su disposición diferentes terapias para relajarse, tratamientos de belleza que pueden disfrutar bajo la sombra de una palapa, los deslumbrantes rayos del sol y la belleza de sus playas, además de una gran variedad de prácticas orientadas al bienestar corporal y mental, entre las que se encuentra el temazcal, la aplicación de hierbas tranquilizantes o tratamientos con algas y barro.

Para quienes gustan de practicar el golf, Mazatlán cuenta con diversos campos y clubes para practicarlo en medio de la naturaleza. Los campos que debes visitar son el Cid Country Club y el Club Campestre Mazatlán, la pasión que genera este deporte cobra vida en los múltiples torneos internacionales que acoge Mazatlán.



Día y noche, la ciudad se mantiene activa, sus atractivos son tantos que un par de horas en el Puerto son suficientes para cautivar a los turistas a regresar y descubrir la magia de la Perla del Pacífico.

 




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *