Lido y su Paris Merveilles

242

La Agencia de Desarrollo Turístico de Francia, A Tout France, realizó una presentación en la Ciudad de México de uno de sus espectáculos más emblemáticos: el Lido de París, el famoso cabaret situado en su avenida más famosa, los Campos Elíseos, lleno de bellas bailarinas, extraordinarios cantantes y vestuario de lujo.

Este año, Lido presenta Paris Merveilles, el nuevo espectáculo que tardó más de dos años en terminarse debido a la meticulosidad y exigencia que el famoso director artístico Franco Dragone pidió a todos los participantes. Para ello fueron diseñados a mano 600 trajes, los cuales necesitaron 100 kilos de plumas teñidas y montadas de forma individual en cada uno de los trajes. Además de la confección de 250 pares de zapatos, 200 sombreros y tocados. Y no sólo eso, ya que la escenografía requirió 2 millones de cuentas Swarovski.

También fueron necesarias alrededor de 500 audiciones, en Europa y Estaos Unidos, para seleccionar al elenco final que diera vida a cada uno de los personajes del espectáculo. Al final, sólo 32 bailarinas y 14 bailarines fueron elegidos.

Así, por primera vez en la historia del Lido, una cantante es la figura principal del espectáculo. Se trata de Manon, mezzosoprano descubierta en la versión francesa del programa televisivo La Voz. Ella es acompañada de una banda en vivo y canta letras originales.

El decorador, Jean Rabasse, ha sido quien probablemente realizó el trabajo más complejo de todos, debido a que él fue el encargado de recrear los decorados de París. Jean, gracias a su amplia experiencia (ha ganado dos premios César por su trabajo en cine, además de colaborar en la inauguración de los Juegos Olímpicos), ha cumplido su misión, regalando maravillas visuales, como su escalera con volutas art nouveau, su lámpara araña que surge del suelo y muchas sorpresas más.

Por su parte, Franco Dragone, el director teatral, fundador y director artístico de Dragone, en su momento explicó que en Paris Merveilles “he depositado mis sueños y mi sensibilidad en este nuevo espectáculo, para que pueda llegar no solamente a la mirada, sino también al alma de cada espectador. Para mí la escena es un lugar sagrado, fundamental, y en una época en la que el mundo está cada vez más desencantado, nuestra labor es infundir alegría y luz en la vida de las personas, gritar la fiesta a los cuatro vientos”.

Datos

  • 25 millones de euros invertidos en la renovación del Lido y la creación artística del nuevo espectáculo.
  • 2 años de preparación y 4 meses de ensayos antes de levantar el telón para descubrir Paris Merveilles.
  • 2 millones de cuentas de Swarovski, fijadas una a una en la brillante indumentaria de tafetán del episodio azul.
  • 100 kilos de plumas de avestruz, teñidas de rosa y montadas a mano bajo las 27 enaguas de las bailarinas de cancán. Un baile que hace su aparición por primera vez en el Lido.
  • 1000 horas de diseño por un equipo de 8 diseñadores gráficos para todos los vídeos y decorados originales proyectados en la sala.
  • 60 artistas cada noche sobre el escenario, entre ellos, las famosas Bluebell’s.
  • 5 metros de altura para la espectacular lámpara araña de una tonelada, adornada con 40 mil perlas, que surge de las profundidades del Lido.
  • 20 mil vatios (potencia equivalente a la de un Zénith) para escuchar cada noche en vivo y en directo a Manon, la cantante del espectáculo.
  • 22 vestidoras y 11 costureras entre bastidores que se ocupan de los 600 trajes del espectáculo.
  • 35 personas en la cocina que preparan cada noche, al minuto, una selección de 21 platos distribuidos en 3 cartas para la cena-espectáculo.
  • 300 mil botellas de champagne abiertas cada año durante los dos espectáculos diarios.
  • Mil 132 plazas a toda comodidad, en una sala panorámica de 2 mil metros cuadrados.
  • Medio millón de espectadores cada año en el Lido.