Ixtapa-Zihuatanejo es el Paraíso en la Tierra

1033

Con el esplendoroso paisaje de la Isla Grande de y la inmensidad oceánica como fondo, es posible llegar a este lugar de la geografía nacional por Zihuatanejo, el antiguo Cihuatlán que, con los conquistadores españoles concentrados en la colonización de otras tierras, permaneció durante varios siglos como una quieta aldea de pescadores.

Así es como el capitán Manuel Gómez Méndez recordaba a su pueblo de adopción, cuando se desempeñó como comandante de eso que se llamaba “campo aéreo”, puerta de entrada a un magnífico destino descubierto en la década de 1960, en paralelo al desarrollo que significó Cancún en el Caribe mexicano.

El veterano piloto aviador –que a su retiro instaló el restaurante “Kapi Kofi” en el centro de la población hace más de tres décadas-, aún alcanzó a conocer dos mundos: el encanto del pueblo pesquero, y la modernidad y el lujo de Ixtapa, contrastes en el Océano Pacífico que ofrece la posibilidad de optar por una sólida infraestructura para reuniones y convenciones, o bien para vacacionar en un ambiente tranquilo con servicios impecables.

Ahí hay hoteles extraordinarios –todos inigualables, paradisíacos-, que se extienden por la Playa del Palmar, en pocos kilómetros de arenas suaves, con llegada por el Boulevard Ixtapa y su variedad de locales comerciales en donde pueden encontrarse artesanías, galerías de arte, boutiques, cafés, restaurantes gourmet, y discotecas como la celebérrima Christine, que cierra hasta altas horas de la madrugada.

Otra zona dentro de este desarrollo, cuyo crecimiento ha sido controlado con el propósito de conservar el estilo y belleza que lo caracteriza, es la Marina Ixtapa con sus restaurantes, cafés, boutiques y ambiente náutico.

En Zihuatanejo, la actividad se concentra en el embarcadero y en las callecitas pavimentadas con ladrillos, con la opción de hospedarse en uno de los acogedores hoteles que se encuentran dentro del pueblo, en bungalows, o en alguno de los hoteles de lujo asentados en las playas de Las Gatas y La Ropa, entre palapas, restaurantes con pescados y mariscos frescos.

Hay infinidad de actividades deportivas: el golf para practicarse en los clubes Marina Ixtapa y Palma Real, además de que Ixtapa-Zihuatanejo ha sido clasificado como el segundo lugar más importante de pesca deportiva en el mundo y el primero en México.

Otros deportes a practicar son el tenis, el buceo, el esquí acuático, surf en la playa de Troncones, paseos a caballo, excursiones, kayak por los manglares de Barra de Potosí, y recorridos en bicicleta por la ciclo pista que va de Ixtapa a Zihuatanejo, sin perderse una la visita a los cocodrilos.

Esta es pues una de las mejores recomendaciones en cuanto a un lugar de vacaciones en la playa y al uso de la infraestructura para turismo de reuniones, con llegada por aire, y por tierra a través de la Maxipista Siglo XXI que une Ixtapa-Zihuatanejo con Morelia, Michoacán, que facilita trasladarse cómodamente en automóvil desde la Ciudad de México en siete horas.

Igual ruta se utiliza desde Toluca, Guadalajara, Querétaro y León en seis horas, y desde Morelia en apenas cuatro horas de tiempo para llegar a la playas de este destino ubicado a 225 kilómetros al noroeste de Acapulco por la Carretera Federal 200 en la costa del Pacífico mexicano, y a 583 de la Ciudad de México.

Con esta introducción necesaria, vamos a Ixtapa, que recibe cálidamente a quien lo visita en viajes de placer o de convenciones, dado que cuenta con cuatro mil 900 habitaciones para congresos y convenciones en hoteles de categoría superior, servicios e instalaciones para eventos, salones de diversas capacidades ubicados dentro de las instalaciones de los hoteles, el más extenso con alrededor de dos mil metros cuadrados.

La conectividad aérea de este destino es un atractivo más para turistas nacionales y extranjeros, con vuelos regulares desde la Ciudad de México, Toluca, Querétaro y Guadalajara, y hasta Los Ángeles, Denver, Houston y Phoenix en Estados Unidos, además de que en temporada invernal se cuenta con más vuelos directos a ciudades de Estados Unidos y ocho ciudades de Canadá.

A lo anterior se suma el turismo al natural, la cultura, la aventura y el bienestar que ofrece la oportunidad de realizar eventos exitosos, complementados con servicios e instalaciones de clase mundial que, sin duda y  en conjunto, logran generar experiencias únicas de viaje en un destino inigualable en el país.

Texto y foto: Carmen Lila Romero




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *