GRAND COSTA MAYA

699

Texto y Fotos: J. Andrés Arroyo Arrieta

En la zona sur del Caribe Mexicano, en la frontera con Belice, se encuentra Chetumal, que en maya se dice Ch’aak Temal: “El lugar donde crecen los árboles rojos”. Es la capital de Quintana Roo, puerta de entrada de Centroamérica a México, cuna del mestizaje. Centro turístico y de aventura cuyos caminos de tierra conducen a zonas arqueológicas llenas de magia y pintorescas comunidades que conservan el sereno encanto de pueblo.

Fernando Salazar Cámara, director general del Fideicomiso de Promoción Turística, nos dio a conocer el destino Grand Costa Maya, con el propósito de promover el turismo nacional en especial al centro y norte del país, en alianza con Interjet. Asimismo desarrollar un turismo sustentable traducido a Turismo ecológico y de aventura.

Para ello, el destino ofrece verdaderos paraísos de la naturaleza y una visión histórica de la cultura Maya. Con su maravillosa Bahía, Santuario del Manatí, y un moderno y completo museo de la cultura maya, en donde destaca el Rojo Cosmovisión Maya, punto de partida para visitar el corredor arqueológico de los cuales destaca Kohunlich con importantes vestigios de esta gran civilización.

Ubicado en la espectacular “Laguna de los 7 Colores” se encuentra el Pueblo Mágico de Bacalar, que el 11 de abril de 2011 se decretó oficialmente como ayuntamiento de Chetumal, donde amantes de la naturaleza, la aventura, la historia y las manifestaciones culturales encuentran un perfecto escenario. El agua de la laguna se distingue por tener diferentes tonalidades de azul asimilando el mar Caribe, cuenta con 4 cenotes subacuáticos y en la parte exterior el cautivante Cenote Azul.

Durante el recorrido en pontón, el Biólogo Luis Gil Navarro explicó que la laguna no cuenta con fauna acuática, el único ser vivo son los Estromatolitos que se asemejan a una formación de piedras y que en la parte superior tienen asociados a los Gasterópodos, los cuales son pequeños caracoles. En el mundo, sólo hay siete ecosistemas similares, lo que hace más atractivo y único el lugar. Los aventureros pueden acampar o navegar las aguas del Río Hondo, por las rutas que utilizaron los piratas hace años, las cuales serán una experiencia inolvidable.

El Fuerte de San Felipe que ahora es el Museo de Historia Regional se edificó en el siglo XVIII y cuenta con una amplia historia prehispánica, colonial y de piratas, trasladándonos a la época por los imponentes cañones que adornan el recinto.  Resalta la exquisita gastronomía, por lo que se disfrutan platillos como: empanadas de chaya, salbutes, panuchos y buñuelos de tamzimin, o bien, para el desayuno, ya es tradicional visitar los tacos de “Don Chepe”.

Bello escenario de aventura

Mahahual es un pueblo pesquero que ofrece sol, arena y mar, y cuyos lugareños presumen la herencia de Tulum, Playa del Carmen y un pequeño toque de Cancún que se conjugan en tan bello escenario. La práctica del turismo de aventura alternativo, bicicleta de montaña, canotaje, senderismo interpretativo y tirolesa, entre otros, se encuentran en los parques Ucheben Kah y Biomaya.  Cuenta con el único muelle de crucero de la zona sur del estado y es considerado el segundo más importante después de Cozumel.  Al Muelle Costa Maya arriban 253 cruceros al año de los cuales diariamente tres mil a seis mil pasajeros lo visitan. En él se encuentran atractivos como el Dolphin Discovery, donde el turista puede nadar e interactuar con delfines. Clubes de playa donde ofrecen el recorrido en lanchas rápidas así como nadar en sus aguas azul turquesa o bucear y descubrir las bellezas de los arrecifes mesoamericanos.

La mayoría de los hoteles tienen un concepto ecológico y hogareño. La posada de los 40 cañones y Maya Luna son hoteles exclusivos donde la especialidad de la casa es la comida italiana y en sus magnificas terrazas se puede disfrutar de una cena acompañado del dulce sonido del mar y la luz de la luna. Ofrecen actividades en altamar, pesca del marlín o el pez vela, recorrido en caballo o bicicleta disfrutando de una vista inigualable.

Pero si lo que te gusta es la aventura, a 20 minutos de la costa se encuentra Banco Chinchorro, el atolón coralífero más grande del país. En su laguna interior emergen cayos cubiertos de mangle que dan refugio a una gran variedad de flora y fauna donde se admira desde peces y tortugas hasta delfines y tiburones. También se pueden encontrar verdaderos tesoros mientras buceas entre galeones y restos de naufragios de todas las épocas.

La ciudad de Chetumal, la cual fue fundada por marinos, cuenta con el Boulevard más largo de toda la Península de Yucatán. Se puede recorrer y disfrutar de la fresca brisa, del paisaje excepcional y de hermosas puestas de sol. Por la noche, nada mejor que cenar en cualquiera de los modernos restaurantes, así como saborear de una típica Marquesita con queso de Bola.

La Zona Libre de Belice se encuentra ubicada a sólo 10 minutos de Chetumal, se recomienda visitarla durante el día y donde es posible adquirir mercancía libre de impuestos como: ropa, perfumes, tenis y vinos.

Sin duda, la Costa Maya es un excelente destino para nuestras próximas vacaciones y a precios accesibles.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *