Exclusividad para deleite de los sentidos

730

Ubicado en la avenida Matamoros, una de las zonas tradicionales y privilegiadas del centro histórico de la antigua Cuauhnáhuac, la Cuernavaca de la eterna primavera, se inauguró como regalo de fin de año para sus visitantes el Flor de Mayo Hotel & Restaurant, único, confortable, elegante.

Sus ejecutivos se esmeraron en ofrecer a huéspedes y visitantes que fuimos convocados a tan especial evento -entre socialités y representantes de medios de comunicación nacionales e internacionales- una gratísima estancia en sus instalaciones.

Amenidades junto al pool bar y una excelente propuesta gastronómica fueron parte de la convivencia en ese lugar magnífico diseñado por los arquitectos Francisco J. Elías y Eduardo Peón, quienes, en ese edificio del siglo XIX rescatado de la ruina, hicieron de él un lugar que, sin duda, no deja de ser un homenaje al buen gusto.

Las tonalidades del hotel -con sus amplios espacios en habitaciones extraordinariamente confortables- son cálidas, dan la bienvenida e invitan a disfrutarlo y, con pleno respeto a esa edificación del siglo antepasado y siguiendo la normatividad oficial, el Flor de Mayo Hotel & Restaurant sorprende por sus bien logrados contrastes, entre la elegancia estilo rococó francés y la naturaleza, aromas a hoja santa, anís, albahaca, tecomán, quiebra platos y de flores que inspiran.

En esta aventura de placer, elegancia, diseño y exclusividad en el corazón del estado de Morelos –previo brindis en una cata de tequila ofrecida por Casa Cuervo-, no podía faltar el deleite al paladar a través del menú sin límites de Víctor Olvera, chef egresado del Instituto Culinario de Nueva York, quien tiene una reconocida trayectoria de más de 25 años en los ámbitos gastronómicos internacionales.

Benjamín Pacheco, su director general, explicó que Olvera tiene una propuesta gastronómica que retoma las cocinas del sureste y centro de la República Mexicana, centrándose en la influencia que sus platillos han experimentado a través de los ingredientes y técnicas asiáticas.

Ofreciendo así toda su pasión y destreza en la satisfacción a los sentidos por medio del gusto, sin lugar a dudas que, como señaló Gabriela Dauguet Ortega, secretaria de Turismo del gobierno de Morelos –invitada especialísima al magno evento inaugural-, estamos frente a algo único en cuanto a hospitalidad envuelta en suaves aromas, colores, sabores y texturas, como los que hemos disfrutado gracias de Benjamín Pacheco, Rosendo Valdés, los arquitectos Elías, Peón y demás generosos anfitriones, con las maravillas culinarias de la familia Olvera por delante.

El último piso del hotel, donde se ubican las áreas y servicios pensados exclusivamente para el completo encanto y satisfacción de los huéspedes -pool bar, terraza, Spa, hamacas-, se aprecia la unicidad del diseño de todo lo que está a la vista, para hacer de cada momento de la visita una genuina experiencia de vida.

“Si lo que buscamos es disfrutar en la privacidad de las habitaciones, están los amplísimos y cómodos espacios entre deliciosas y suaves sábanas de algodón egipcio de 400 hilos y hermosos muebles de diseño, además de los jabones y cremas orgánicas de exquisitos aromas”, precisa frente a su mesa de trabajo Francisco J. Elías, para quien el descanso está perfectamente equilibrado con lo más avanzado en tecnología y entretenimiento: televisores de pantalla plana, bocinas para iPod, Wi-Fi y aire acondicionado regulado.

Las sensaciones y emociones que el Flor de Mayo Hotel & Restaurant tienen como características -como parte de los Design Hotels-, le han permitido incorporarse a más de 200 hoteles independientes de su tipo en más de 40 países en el mundo.

Design Hotels, más que un conjunto hotelero, es una colección de historias, ya que cada propiedad que forma parte de ellos refleja –como lo han dicho los arquitectos Elías y Peón- las ideas e inquietudes de un original y visionario proyecto que conlleva pasión por la hospitalidad y la autenticidad cultural, fuente de inspiración en propuestas de diseño y arquitectura innovadoras.

Flor de Mayo Hotel & Restaurant es el lugar óptimo que, en Cuernavaca -en la avenida Matamoros 49, teléfono para reservaciones 01 777 274 38 97- nos hará disfrutar y vivir una experiencia única y exclusiva en la ciudad de los flamboyanes y las jacarandas, enmarcado en una interpretación contemporánea de un pasado que felizmente permanece intocado.

Texto y fotos: Luis Alberto García




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *