Descubre con Rail Europe la España mediterránea

637

Sin duda, los lazos históricos-culturales que existen entre España y México son una de las principales razones que hacen a la madre patria atractiva ante los ojos del viajero mexicano.  Un alto porcentaje de los mexicanos que viajan a Europa inician su recorrido por el continente en Madrid, punto de partida idóneo para continuar su viaje por tren con toda facilidad y comodidad hacia otros destinos españoles, ubicados cerca del mar Mediterráneo.

España tiene la red ferroviaria de alta velocidad más grande en Europa, con más de 3 mil kilómetros de vías, por lo que existen una gran variedad de rutas por elegir.  Rail Europe, el mayor distribuidor global de productos ferroviarios europeos, propone una guía de destinos españoles, que pueden visitarse con el servicio proporcionado por Alta Velocidad Española (AVE) y que, por su ubicación geográfica, gozan de buen clima durante la mayor parte del año:

Madrid – Barcelona

Duración promedio del viaje: 2 horas, 30 minutos

Barcelona es un destino que ofrece un sinfín de experiencias para todos los gustos y con un clima muy agradable.

Ciudad de barrios y de parques; de historia y modernismo.  En el terreno del arte y la arquitectura, la esencia de la ciudad no se explica sin nombres como Gaudí, Miró, Domènech i Montaner, Picasso o Puig i Cadafalch.

La experiencia gastronómica no se queda atrás con tantos sabores únicos y propios del mediterráneo. Hay tanto por ver y admirar que bien vale la pena destinar varios días para no perder detalle de lo más representativo de la capital de la tierra catalana.

Madrid – Valencia

Duración promedio del viaje: 1 hora, 40 minutos

Valencia es una ciudad que con orgullo muestra su herencia romana, árabe y cristiana junto a su lado dinámico y vanguardista, que se refleja en la arquitectura, la ciencia, los negocios y múltiples eventos deportivos.

Para relajarse o practicar deportes acuáticos, ofrece al visitante 19 km de playas, siendo las más conocidas las playas de las Arenas, la Malvarrosa y la Patacona.

Y para los amantes de la naturaleza, se encuentra el Oceanográfic, el acuario más grande de Europa con una muestra de más de 45 mil ejemplares y los Jardines de Turia, un parque urbano público de 9 km de longitud que cruza la ciudad, de oeste a este, desde el Parque de Cabecera hasta la Ciudad de la Artes y las Ciencias.

Madrid – Málaga

Duración promedio del viaje: 2 horas, 30 minutos

Málaga, ciudad natal de Pablo Picasso, recibe al visitante con una personalidad espectacular, reflejo de un legado cultural de más de 3 mil años, herencia de fenicios, romanos y árabes.

De la época musulmana, destaca el Palacio de Alcazaba, fortaleza y sede de los gobiernos musulmanes. La Alcazaba, junto con el Castillo de Gibralfaro y el teatro romano, constituyen el conjunto arqueológico más importante de la ciudad. Hoy día, la ciudad es considerada ciudad de los museos, con más de 35 recintos con temáticas variadas, desde el arte, la ciencia, la música, el vino o el arte sacro.

Madrid – Sevilla

Duración promedio del viaje: 2 horas, 30 minutos

La capital de Andalucía es un mosaico de influencias y expresiones de todo tipo. Un recorrido por la ciudad es un encuentro con las huellas de su historia romana, islámica y cristiana; con sus expresiones renacentistas, barrocas y su rostro mudéjar tan peculiar.

Paisajes contrastantes que dotan de autenticidad y encanto a esta gran ciudad, sede de las exposiciones universales de 1929 y 1992.

Sevilla es particularmente una buena opción para visitar durante la Navidad ya que la ciudad se llena de alegría, luz y brillo. Se organiza una ruta de belenes, típicos nacimientos con figuras hechas a base de distintos materiales, en más de 50 sedes, ubicados por toda la ciudad.

También vale la pena apreciar el Mapping Sevilla, un espectáculo de luces y sonido que tiene lugar cada año en la Plaza de San Francisco y que ha recibido reconocimientos como uno de los mejores eventos culturales europeos.

Estas recomendaciones son ideales para gozar de espléndidos días, con la comodidad que ofrecen los trenes AVE, sinónimo del gran empeño que España ha puesto en mejorar la infraestructura de su red ferroviaria, así como en reducir sus tiempos de traslado. La apuesta ha dado sus frutos, hoy día, la red ofrece más de 31 estaciones de alta velocidad, en 21 provincias del país.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *