Amealco ofrece cultura y tradiciones

574

Amealco de Bonfil es uno de los 18 municipios que conforman el estado de Querétaro, y su nombre significa: “Lugar donde brota el agua de las rocas”. Se encuentra a tan solo 3 horas de la Ciudad de México y ofrece no solo historia por sus cuatro puntos cardinales, sino también gastronomía, artesanías y bellos paisajes naturales.

Este conjunto de elementos ha llevado a las autoridades municipales y estatales a solicitar el denominativo de “Pueblo Mágico”, lo que contribuiría a atraer mayor número de turistas y generar beneficios económicos para sus habitantes.

Por la mañana…

Lo ideal es llegar temprano para aprovechar el día. Y la primera parada obligada es ir al mercado municipal para recorrerlo y disfrutar de la variedad de sus colores, del aroma de su comida tradicional y la variedad de panes.

Su gastronomía se remonta a la época precolombina y traduce su herencia otomí y chichimeca a las exigencias de la modernidad. Por ello, en Amealco se puede degustar la tradicional barbacoa de borrego.

Y para los paladares más aventureros, este municipio atesora en su gastronomía local, los llamados “chicharrones de res”, que son vísceras de res fritas con una receta tradicional, a modo de carnitas de cerdo. Vale la pena probar este platillo tan típico del lugar.

Caminando por los pasillos del mercado municipal, también se pueden encontrar los  “puerquitos de piloncillo”, que son panes suaves y esponjosos, con el singular sabor dulce del piloncillo.

Y si se visita Amealco en día martes, se podrá disfrutar de los “Martes de Mole”, tradición ancestral que tuvo su origen cuando las familias amealcenses basaban su economía en el comercio y viajaban a otras localidades para comercializar sus productos los fines de semana, por ello ya es clásica la preparación del famoso mole rojo con guajolote, acompañado con arroz, frijoles y tortillas de maíz azul.

Construcciones ancestrales

El recorrido por el Centro Histórico comienza en la Parroquia Santa María, que se caracteriza por su arquitectura de estilo neoclásico que data del siglo XVIII, y cuya construcción llevó varios años, del 1775 a 1905. Es sin duda el templo municipal más importante.

En tanto, el Palacio Municipal es una construcción del siglo XVIII. En sus inicios fue una casa habitación construida a un costado de la casa cural, por lo que se encuentra ubicada en el corazón del municipio.

El Museo Ricardo Pozas Arciniega es un edificio del siglo XIX, que en 1987 fue donado al gobierno municipal, por lo que hoy alberga al Museo de la Muñeca. En este lugar también se encuentran fragmentos del “Mamut Colombino”, que son restos con una antigüedad de 10 mil años.

En este pequeño Centro Histórico también se encuentra la Casa de Artesanías Doni, donde incluso enseñan a elaborar la famosa muñequita otomí con su diadema de listones, símbolo de la comunidad. También se pueden encontrar prendas de vestir elaboradas con lana pura, como los quisquémetl o blusas y faldas de telas y colores chillantes, con sus cuellos de abanico.

En este pequeño centro histórico se llevan a cabo diversos festivales culturales, entre ellos,  el Tercer Encuentro Intercultural, el 4 y 5 de agosto, y contará como países invitados a Costa Rica, Argentina, Puerto Rico, Togo y Estados Unidos; en tanto, Veracruz es la entidad invitada

Es importante reservar lo antes posible, ya sea en alguno de sus tres hoteles o en las cabañas cercanas, porque la demanda para este evento internacional es altísima.

Para todo el viajero es importante recordar que Amealco es de clima extremoso, es decir, alcanza temperaturas altas en verano y muy frías en invierno, incluso hasta el punto de caer nieve.