Prevención de incendios en museos y edificios históricos

2617

Para evitar incidentes y tragedias como la ocurrida recientemente en la catedral de Notre Dame en París, Francia, que ponga en riesgo el patrimonio cultural, artístico e histórico de México, expertos en materia de protección contra incendios propusieron cambiar o reforzar los equipos de prevención en museos, monumentos y edificios históricos del país.

El Ing. Iván Hernández Bravo, experto en el tema y director de la División Fire Protection Products de Johnson Controls, destacó que los sistemas de prevención y control de incendios en la mayoría de los edificios públicos del país, en especial centros culturales y museos, cuando hay, son viejos y obsoletos, por lo que no sólo está en riesgo la seguridad de las personas que los visitan o ahí trabajan, sino del patrimonio histórico de los mexicanos.

El especialista, se preguntó, ¿cuántos y cuáles de estas construcciones, con muchos años de antigüedad, cuentan con adecuados sistemas de prevención y combate de incendios?

En realidad son pocos los que lo poseen y en su mayoría son antiguos o con viejas y caducas tecnologías. Incluso se sabe que la mayoría sólo poseen extintores.

Hernandez Bravo agregó que las tecnologías más avanzadas para este tipo de recintos abarcan desde sistemas de rociadores contra incendio, hasta agentes extintores a base de gases inertes, que ofrecen una tecnología única en su tipo con la cual es posible controlar eventos de fuego de manera más rápida y eficaz, y en caso de segundos, sin dejar residuos en el área protegida.

Adicionalmente, una vez hecha la inversión en un sistema contra incendio, se debe trabajar en pólizas de mantenimiento para estos sistemas, ya que es necesario garantizar su efectividad a lo largo del tiempo y sólo con buenas prácticas de servicio, desarrollado por profesionales en estos sistemas,  se garantiza el correcto funcionamiento de los mismos.

Existe una gran variedad de tecnologías y materiales de prevención y combate de incendios, que no afectan las construcciones históricas ni las obras de arte que estas albergan.

Al respecto, el especialista comentó que los responsables y administradores de estos inmuebles pueden asesorarse con expertos en la materia para recibir de ellos recomendaciones respecto de los materiales y tecnologías más adecuados para cada construcción y así minimizar el riesgo del patrimonio cultural, artístico e histórico de México, así como la seguridad de quienes ahí viven, trabajan o los visitan.