Paleontología en el Museo Royal Tyrrell

1042

Uno de los principales objetivos de la aerolínea de la hoja de maple, Air Canadá, es acercar al mundo con la historia y la cultura, es por eso que volando desde Ciudad de México, Puerto Vallarta y San José del Cabo se puede llegar a Calgary, una ciudad cosmopolita de la provincia de Alberta en Canadá.

La invitación principal es tomar una ruta terrestre de 135 kilómetros en la que se pueden encontrar paisajes campiranos, pintorescas construcciones y cielos espectaculares para llegar al  Parque Provincial de Midland, a 6 kilómetros del municipio de Drumheller, donde se ubica el Museo Royal Tyrrell de paleontología, un lugar que alberga galerías cronológicas que muestran las maravillas de 3 mil 900 millones de años de la vida sobre la Tierra.

Inaugurado en 1985 en honor al geólogo, naturalista, cartógrafo y asesor minero canadiense,  Joseph Burr Tyrrell, fue la reina Isabel II quien le dio el estatus de Real en 1990.

El nombramiento no es para menos, porque es aquí donde se pueden  ver los fósiles de especies tan fascinantes como los de T-Rex y Triceratops, el dimetrodon famoso por su vela dorsal y su doble juego de dientes de diferentes longitudes, así como el albertosaurus, considerado el primer dinosaurio carnívoro canadiense que habitó nuestra tierra a finales del período Cretácico, hace más de 70 millones de años. Destacan también los vestigios de los Prosaurolophus, ChasmosaurusCamarasaurus.

Conservación, protección, presentación e interpretación de la historia paleontológica del mundo y de la nutrida herencia fósil de Alberta, Canadá, son los principales objetivos de este recinto en donde el acercamiento con los expertos es real, y es que en la sala de aprendizaje se ofrecen actividades interactivas en las que se invita a los visitantes a descubrir cómo respiraba, se movía, se alimentaba y vivía el famoso albertosaurus.

La experiencia se complementa con la oportunidad de ver a los técnicos preparando fósiles para su investigación y exhibición, una actividad que en cualquier otro lugar está completamente censurada para los asistentes.

Con la reciente cinta de Universal Studios, Jurassic World, el mundo se asombró con la majestuosidad de las antiguas criaturas acuáticas, las cuales tienen su lugar en este espacio a través de una sala dedicada a exhibir huesos de especímenes que existieron en la era mesozoica, hace 251 millones de años, siendo la estrella principal el mosasaurio bautizado como “Bruce”, cuya principal curiosidad es que ostenta un récord Guinness al ser el más largo de su especie en exhibición pública.

Finalmente, el espacio dedicado a la era de hielo, y es que no todo son dinosaurios, aquí se pueden conocer las formas de vida, alimentación, hábitat e interacción de animales como los mamuts, mastodontes y tigres colmillos de sable, además de conocer de cerca la historia de la humanidad descubriendo como el homo sapiens emigró de Asia a América del Norte, a través del estrecho de Bering.