El universo de Frida Kahlo en Londres

343

El Victoria & Albert Museum de Reino Unido, mostrará en la exposición Frida Kahlo: Making Her Self Up (Frida Kahlo: Pintándose a sí misma o Inventándose a sí misma), objetos personales pertenecientes a la pintora mexicana, entre vestimenta, joyería, cartas, medicamentos y cosméticos.

Del 16 de junio al 4 de noviembre de 2018, el público londinense podrá adentrarse en el mundo y la mente de la artista que ha sido identificada como mujer única, musa, víctima, sobreviviente y rebelde, figura influyente para artistas, diseñadores de moda y cultura popular.

En la Casa Azul, ubicada en Coyoacán, Ciudad de México, fueron abiertos varios armarios y almacenes en 2004, mismos que permanecieron cerrados por 50 años. Se encontraron 6 mil fotografías, 12 mil documentos y unos 300 artículos, que tardaron en catalogarse cuatro años.

Cerca de 200 objetos y prendas personales integran la muestra y con ellas se explorará la manera en que la artista mexicana creó una identidad a partir de su vestimenta, la cual también plasmó en su obra.

El diseño de la exhibición transportará al visitante al universo de Frida Kahlo, el contexto histórico y cultural en el que desarrolló su arte, esto con su archivo fotográfico personal e imágenes captadas por fotógrafos que capturaron a la artista en su casa.

Además, se recreará el ambiente de la Casa Azul a través de fotografías, pinturas y otros materiales, y se establecerá una relación entre las obras pictóricas de Frida Kahlo con sus vestidos, coronas, tocados de flores y objetos más personales.

Las piezas fueron seleccionados por las curadoras Claire Wilcox, del recinto londinense, y Cirse Henestrosa, quien realizó el trabajo curatorial de la exposición Las apariencias engañan: los vestidos de Frida Kahlo, que actualmente se exhibe en el Museo Frida Kahlo, en la Ciudad de México.

Para esta exhibición, Circe Henestrosa partió de una investigación original que realizó para la curaduría de la muestra expuesta en Coyoacán, que aborda la construcción de la identidad de Kahlo a través de la discapacidad y la etnicidad.

Entre las piezas que integran la muestra están 22 prensas textiles, collares de estilo precolombino, un collar de jade aún manchado con pintura, corsés, prótesis intervenidas, kits de maquillaje, como el lápiz Ebony que Frida utilizaba para marcar sus cejas, su lápiz labial favorito, Revlon’s Everithing’s Rosy y un barniz de uñas rojo.

También se apreciará un par de zapatos de terciopelo negro, uno adaptado para que nada pueda presionar sus dedos de los pies, botas de cuero rojo, con tacón de cuña y bordado con dragones.

Los corsés mostrados fueron los empleados por la artista para sostener sus huesos, entre ellos los de acero, cuero y yeso, e incluso uno que se asemeja a una silla de montar pesada. Algunos los decoró la pintora con flora mexicana, martillos y hoces.

La exposición abre con una breve introducción a la infancia de la artista, se destacan los dos momentos cumbre que definieron su identidad: la contracción de una enfermedad con seis años y el accidente de tranvía a los 18, que marcó el comienzo de su carrera como artista tal y el deterioro de su cuerpo.

El pasado 8 de marzo, el recinto museístico dio inicio a la venta de entradas a la exposición. En los primeros días logró vender 10 mil entradas, por lo que se considera será un éxito la exhibición veraniega.

La muestra incluirá diversas actividades paralelas como charlas con las curadoras, un evento de moda mexicana contemporánea y un programa de actividades por el Día de Muertos.